Moscú asegura que ni los aviones rusos ni los sirios bombardearon el convoy con ayuda

Actualizado 20/09/2016 15:02:02 CET
Camión del convoy con ayuda bombardeado cerca de Alepo
AMMAR ABDULLAH/REUTERS

MOSCÚ, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, general Igor Konashenkov, ha asegurado este martes que los aviones de Rusia y los del régimen sirio no tienen nada que ver con el bombardeo de un convoy con ayuda humanitaria cerca de Alepo este lunes.

"Aviones de Rusia y Siria no realizaron ningún ataque al convoy humanitario de la ONU al suroeste de Alepo", ha sostenido el portavoz, según informa la agencia Sputnik.

Según el general ruso, "puesto que el convoy atravesaba territorios controlados por los rebeldes, el Centro ruso para la Reconciliación en Siria realizaba el seguimiento del mismo con la ayuda de aparatos aéreos no tripulados".

"Hacia las 13:40 horas de Moscú, toda la carga había sido entregada de forma segura en el destino final. Tras ello, el Centro para la Reconciliación en Siria dejó de hacer seguimiento al convoy", ha explicado, según informa Tass. "Toda la información sobre la posición del convoy estaba a disposición solo de los rebeldes que controlan esa zona", ha sostenido el portavoz ruso.

"Hemos estudiado cuidadosamente las imágenes de vídeo de los así llamados activistas del lugar de los hechos y no hemos encontrado signos de que ninguna munición alcanzara el convoy", ha añadido, subrayando que los vehículos no presentan la destrucción que habrían provocado proyectiles lanzados desde el aire.

"Todo lo que se muestra en el vídeo es la consecuencia directa de que la carga se incendió y esto comenzó extrañamente de forma simulánea con la ofensiva masiva de los milicianos en Alepo", ha añadido el portavoz, en referencia al asalto que según Moscú lanzó el antiguo Frente al Nusra en la zona.

El ataque del ahora llamado Frente Fatá al Sham estuvo apoyado por potentes disparos de tanques y artillería, así como sistemas de cohetes, según Konashenkov. Por ello, ha sostenido que la respuesta a quién está detrás y con qué fin se atacó el convoy deberían darla los conocidos como 'cascos blancos', una organización especializada en el rescate de emergencia, al que el portavoz ha vinculado con Fatá al Sham quienes, "por casualidad y como siempre estaban en el momento adecuado en el lugar adecuado con sus cámaras de vídeo".

Por otra parte, una fuente militar siria ha calificado de "noticias infundadas y falsas" las informaciones que apuntan a que el bombardeo contra el convoy humanitario habría sido obra de la aviación rusa o la siria, según informa la agencia oficial SANA.

Para leer más