Muere en un accidente de tráfico el primer ministro de la región separatista de Abjasia, en Georgia

Actualizado 09/09/2018 6:03:52 CET

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de la autoproclamada república de Abjasia, Gennadi Gagulia, ha fallecido este sábado a última hora en un accidente de tráfico, según ha informado la portavoz del gobierno Diana Zantaria.

"Sí, confirmamos esa información: el accidente tuvo lugar cerca del puesto policial de Musser", ha explicado Zantaria en declaraciones a la agencia de noticias rusa Sputnik.

Gagulia, de 70 años, murió de camino al hospital. En el accidente no hubo más muertos ni heridos. El convoy gubernamental se dirigía desde el aeropuerto de Sochi a Abjasia cuando se produjo el accidente en la carretera Psou-Sujumi sobre las 23.00 (hora local) del sábado, 8 de septiembre.

Según ha explicado Naala Avidzba, portavoz del presidente de Abjasia, el siniestro fue "un lamentable incidente que nada tiene que ver con un atentado". "El primer ministro murió en un accidente, no en un ataque", ha insistido.

La Fiscalía de la región ha indicado que el conductor del vehículo que embistió el coche en el que viajaba el primer ministro se encontraba bajo los efectos de estupefacientes.

"El test de alcoholemia no reveló presencia alguna de alcohol en la sangre del conductor, pero la prueba de drogas sí dio positivo", ha aseverado Daur Amichba, portavoz de la Fiscalía, que ha explicado que el hombre ha sido identificado como Jadzharat Tarsman, de la localidad de Zvandripsh.

Las regiones georgianas de Abjasia y Osetia del Sur son independientes 'de facto' con el apoyo de Rusia. En agosto de 2008 fuerzas rusas se adentraron en Abjasia y Osetia del Sur para rechazar una ofensiva militar georgiana. En cinco días de combates murieron más de 800 personas y casi 200.000 se vieron desplazadas de sus hogares.

Un alto el fuego paró la guerra, pero no sirvió para que se rompiesen los hilos entre Moscú y las dos regiones separatistas ni para solventar una disputa política que sigue latente. Moscú reconoció la independencia de ambas regiones.