Muere una presa del PKK ahorcada para reivindicar el fin del aislamiento de Ocalan

Publicado 23/03/2019 14:00:51CET
Kurds protest in London
Keith Mayhew/SOPA Images via ZUM / DPA - Archivo

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Una presa perteneciente al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Ayten Beçet, ha fallecido ahorcada en la Prisión de Mujeres de Gebze, un gesto en protesta por el aislamiento al que está sometido el líder del PKK, Abdulá Ocalan.

El cuerpo de Beçet han sido ya evacuado de la prisión, pero las autoridades no han informado dónde se ha llevado a cabo el funeral ni dónde está ese cuerpo. Un diputado del prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP), Kocaeli Omer Faruk, ha confirmado la muerte de Beçet tras reunirse con responsables de la prisión.

Cientos de presos kurdos están en huelga de hambre para exigir el fin del aislamiento de Ocalan. Desde entonces hasta tres personas han perdido la vida, dos de ellas por suicidio en prisión, Beçet y Zulkuf Gezen, fallecido el pasado 17 de marzo en la cárcel de Tekirdag.

Una tercera persona, Ugur Sakar, murió tras prenderse fuego en Krefeld, Alemania. Sakar se prendió fuego el 20 de febrero, pero no falleció hasta el 22 de marzo en un hospital.

El PKK --catalogado como grupo terrorista por Estados Unidos, la Unión Europea y la propia Turquía-- tomó las armas en 1984 con el objetivo de lograr la independencia del estado kurdo, aunque desde entonces ha moderado su discurso para promover una mayor autonomía.

En la actualidad, combate a las fuerzas de seguridad turcas, tras el fracaso de las conversaciones de paz iniciadas en octubre de 2012 con el objetivo de dar fin al conflicto que ha provocado más de 40.000 muertos en tres décadas, y que ha detenido el crecimiento de la región del sudeste de Turquía, de mayoría kurda.

Para leer más