31 de mayo de 2020
 
Publicado 20/05/2020 20:10:05 +02:00CET

Mueren diez rebeldes en nuevos combates entre el Ejército y el grupo armado UPC en el sureste de RCA

Una patrulla de la MINUSCA en Birao
Una patrulla de la MINUSCA en Birao - UN/MINUSCA - HERVE SEREFIO

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Al menos diez rebeldes han muerto este miércoles en nuevos enfrentamientos entre el Ejército de República Centroafricana (RCA) y el grupo armado Unidad para la Paz en Centroáfrica (UPC) en la localidad de Obo, situada en el sureste del país africano, tal y como ha confirmado el Gobierno.

El Ejecutivo ha señalado en un comunicado que "las Fuerzas Armadas han repelido el ataque de los agresores de la UPC" y ha resaltado que los rebeldes se encuentran "a más de tres kilómetros del centro de la ciudad" tras los combates registrados durante la jornada.

"El balance provisional es de una decena de muertos y de prisioneros en las filas de la UPC, así como la incautación de muchas de sus armas", ha indicado, antes de agregar que un militar ha resultado herido durante los enfrentamientos.

Según las informaciones recogidas por el portal centroafricano de noticias Corbeau News, el ataque de la UPC ha estado encabezado por el autoproclamado coronel Moussa Maloum, después de haber recibido refuerzos desde la cercana localidad de Mboki.

Los combates han tenido lugar dos días después de que la UPC --liderada por Alí Darassa y uno de los catorce grupos firmantes del acuerdo de paz en RCA-- lanzaran una ofensiva contra Obo, capital de la prefectura de Haut-Mbomou, tras varias semanas cercando la zona.

El 9 de mayo, las Fuerzas Armadas ya repelieron un ataque del UPC a unos diez kilómetros de la localidad. El ataque llevó a los ciudadanos de Obo a temer una nueva confrontación armada. Los rebeldes se han movilizado para relanzar hostilidades en la ciudad, estratégica en el este de África Central.

En este sentido, la Misión Unidimensional Integrada de Naciones Unidas para la Estabilización en RCA (MINUSCA) ha exigido "el cese de las hostilidades" en Obo y la "retirada inmediata de la UPC de la región de Obo, Zemio y Bambouti".

La misión ha reclamado a Darassa que "ponga fin al expansionismo inaceptable de la UPC más allá de las posiciones que ocupaba antes del 6 de febrero de 2019" fecha de la firma del acuerdo paz en el país africano.

"Debe abandonar esta zona", ha recalcado el portavoz de la MINUSCA, Vladimir Monteiro, quien ha recordado además el llamamiento del secretario general de la ONU, António Guterres, a favor de un alto el fuego mundial a causa de la amenaza que supone la pandemia de coronavirus.

Así, ha incidido en que "la MINUSCA ejecutará su mandato de protección de los civiles, en colaboración con las Fuerzas Armadas de RCA", al tiempo que ha confirmado 15 incidentes de "abusos y violaciones de los Derechos Humanos, con 25 víctimas" entre el 12 y el 18 de mayo en el país.

SITUACIÓN EN NDÉLÉ

Por su parte, el portavoz de la Fuerza de la MINUSCA, Issoufou Aboubacar Tawaye, ha confirmado que la misión continúa sus operaciones militares en el centro y el norte del país, ante el repunte de los enfrentamientos en estas zonas del país, con su epicentro en Ndélé.

La ciudad fue escenario a finales de abril de enfrentamientos entre dos facciones de Frente Popular para el Renacimiento de Centroáfrica (FPRC), incidentes en los que además se produjo un "intercambio de disparos con los 'cascos azules', lo que provocó su huida".

Los grupos enfrentados en Ndélé forman parte de los que firmaron el acuerdo de paz con el presidente, Faustin Archange Touadéra. Este nuevo brote de violencia tuvo lugar días después de que una parte de los grupos firmantes, entre los que figuraba el FPRC, anunciaran su salida del Gobierno.

RCA se vio inmerso en un conflicto que comenzó a finales de 2013 y que enfrentó al Gobierno, a los antiguos rebeldes Séléka --principalmente musulmanes-- y las milicias 'antibalaka' --predominantemente cristianas--.

Touaderá firmó el 6 de febrero de 2019 un acuerdo de paz con catorce grupos armados que prevé el cese inmediato de las hostilidades, un proceso de desarme y reinserción de los milicianos, además de un Gobierno de unidad ya formado, en el que la UPC cuenta con dos ministros.

Contador

Para leer más