31 de mayo de 2020
 
Publicado 19/05/2020 18:41:43 +02:00CET

Mueren más de 240 personas, incluido un trabajador de MSF, en enfrentamientos intercomunitarios en Sudán del Sur

Salva Kiir, presidente de Sudán del Sur
Salva Kiir, presidente de Sudán del Sur - PRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR - Archivo

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Sudán del Sur han elevado este martes a más de 240 los muertos por los enfrentamientos intercomunitarios registrados durante el fin de semana en el estado de Jonglei, entre los que figura un trabajador de Médicos Sin Fronteras (MSF), tal y como ha confirmado la organización.

Daniel Both, secretario general del recientemente disuelto estado de Bieh, ha señalado en declaraciones a la emisora Radio Tamazuj que hasta el momento se ha confirmado la muerte de 242 personas, si bien ha agregado que las tareas de búsqueda y rescate continúan en la zona.

"Según el informe que he recibido, se ha confirmado la muerte de 242 personas entre la comunidad lou nuer, mientras que otras 370 han resultado heridas", ha manifestado, antes de agregar que el balance de víctimas podría aumentar, dado que varios de los heridos se encuentran en estado grave.

Por su parte, el gobernador interino de Bieh, Simon Hoth Duol, ha confirmado el incidente y ha señalado que "más de 200 personas, incluidas mujeres y niños" murieron en el ataque. "Los combates han desplazado a muchas personas y la situación es complicada", ha añadido.

Duol, nombrado por el antiguo grupo rebelde Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-En Oposición (SPLM-IO), ha pedido a las ONG que entreguen ayuda y ha hecho un llamamiento a una coexistencia pacífica entre las comunidades.

Según las informaciones disponibles, miembros de la comunidad murle atacaron varias localidades habitadas por lou nuer en el condado de Uror, en una posible venganza por un ataque por parte de esta comunidad en febrero en el que robaron ganado y secuestraron a varios niños.

En este sentido, la presidenta del la Asamblea Estatal del disuelto estado de Boma, Judi Jonglei, ha resaltado que "podría ser un ataque en venganza" y ha manifestado que "el vacío de poder en los estados --por las diferencias en el seno del Gobierno de unidad en torno a los nombramientos-- está contribuyendo a la inseguridad".

Por su parte, MSF ha expresado su "gran tristeza" por la muerte de uno de sus trabajadores en los incidentes, en los que otros dos han resultado heridos. La organización gestiona un centro de salud primaria en la localidad de Pieri, una de las atacadas en los sucesos.

"Expresamos nuestras profundas simpatías y condolencias a las familias, amigos y colegas de nuestro personal y de todos los afectados", ha dicho Steve MacKay, 'número dos' de la misión de MSF en el país africano, al tiempo que ha condenado "en los términos más firmes posibles" los "indignantes actos de violencia intercomunitaria".

MSF ha detallado que más de 50 heridos, incluidos dos de sus trabajadores, fueron trasladados al hospital de la ONG en Lankien, una localidad situada a unos 50 kilómetros al norte de Pieri --donde ha suspendido sus actividades hasta que haya garantías de seguridad--, donde se encuentran recibiendo tratamiento.

"Tenemos razones para creer que el número de heridos es muy alto", ha dicho MacKay. "Hasta ahora hemos recibido a 56 personas con heridas de bala, pero creemos que muchas más podrían estar muertas y más de cien haber resultado herids en Pieri y sus alrededores", ha alertado.

"Nuestro equipo está muy preocupado por el hecho de que otros heridos no puedan recibir el tratamiento médico necesario debido al limitado acceso a los servicios médicos en la zona", ha argüido.

"CONSECUENCIAS DEVASTADORAS"

Jonglei ha sido escenario de un repunte de la violencia intercomunitaria en los últimos meses, por lo que MacKay ha advertido de las "consecuencias devastadoras sobre la población" de estos "recurrentes" incidentes en la zona.

"Hemos visto muchas veces que este tipo de ataques puede causar el desplazamiento y la pérdida del sustento para cientos o incluso miles de personas. Ahora que la temporada de lluvias está empezando sin un cobijo adecuado, están incluso más expuestos a enfermedades como la malaria, las infecciones del tracto respiratorio o la diarrea aguda, que matan a miles de personas cada año", ha resaltado.

"Todo esto sin tener en cuenta la complejidad agregada de la pandemia de coronavirus, que ha empezado a propagarse por todo el país", ha remachado MacKay.

El presidente del país, Salva Kiir, anunció en mayo de 2019 una retirada del estado de emergencia en vigor desde hacía tres años, a pesar de las preocupaciones sobre un repunte de los enfrentamientos ante la ausencia de un proceso de desarme tras la guerra.

Varios estados del centro y el norte de Sudán del Sur han sido escenario de decenas de incidentes de este tipo en los últimos meses, sucesos que se han saldado con varios centenares de muertos, según balances oficiales.

Estos enfrentamientos suelen estar motivados por los intentos de robo de ganado y las disputas entre pastores y agricultores en las zonas más fértiles del país, especialmente a causa del aumento de la desertificación y el desplazamiento de poblaciones.

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    El policía imputado por el asesinato de George Floyd le aplastó el cuello con su rodilla durante casi nueve minutos

  2. 2

    Ana Obregón recuerda a su hijo Álex: "Te echo insoportablemente de menos"

  3. 3

    Barbón dice que el rebrote en la residencia de Gijón es "una mala noticia y confirma que el virus sigue entre nosotros"

  4. 4

    Abascal usa una foto del atentado de ETA contra el cuartel de Vic para decir que Iglesias es "un peligro para España"

  5. 5

    Las 15 frases más legendarias de Clint Eastwood