5 de abril de 2020
 
Publicado 30/05/2019 18:03:30 +02:00CET

Mueren siete personas, entre ellos cinco niños, en nuevos bombardeos del Ejército de Siria en Idlib

Siria.- Mueren diez civiles, entre ellos cinco niños, en un bombardeo supuestamente ejecutado por Rusia en Idlib
Anas Alkharboutli/dpa - Archivo

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Al menos siete personas, entre ellos cinco niños, han muerto este jueves en nuevos bombardeos de las fuerzas de Siria contra la provincia de Idlib (noroeste), según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El organismo, con sede en Londres e informantes en el país árabe, ha detallado que cinco personas --cuatro niños y una mujer-- han muerto en un bombardeo en Maarat al Numan, mientras que un rebelde y su hija menor han muerto en un ataque aéreo en Kafruma.

Asimismo, ha advertido de que el balance de víctimas mortales podría aumentar en las próximas horas, ya que hay varios heridos en estado grave o crítico.

El Observatorio ha indicado además que varias personas han resultado heridas en un ataque con proyectiles ejecutado por los rebeldes contra la ciudad de Qamaha, situada en la provincia de Hama y controlada por Damasco.

Según las informaciones facilitadas por la agencia estatal siria de noticias, SANA, un total de cinco civiles han resultado heridos en el ataque, que ha causado además daños materiales.

El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Geir Pedersen, resaltó el miércoles que, si bien hay un acuerdo amplio en el Consejo de Seguridad sobre que "es legítimo combatir a los terroristas" que controlan la mayoría de Idlib, esta lucha debe respetar el Derecho Humanitario.

En declaraciones a la prensa, Pedersen denunció "la situación terrible a la que hacen frente los civiles" en la provincia y lamentó que "demasiada gente ha muerto ya". "Necesitamos ver un fin de los combates", agregó.

Pedersen manifestó que hasta la fecha ha mantenido "varias discusiones" con Rusia y Turquía sobre el respeto el alto el fuego y ha animado a ambos países "a que sigan trabajando juntos y garanticen que el acuerdo es aplicado sobre el terreno".

Rusia y Turquía llegaron a un acuerdo en septiembre de 2018 para establecer una zona desmilitarizada en Idlib, frenando con ello una gran ofensiva militar por parte del régimen de Bashar al Assad.

"Han muerto demasiados civiles", reiteró Pedersen, antes de puntualizar que "lo que está pasando no es proporcional, en lo relativo a las víctimas civiles y la lucha antiterrorista".

Para leer más