Actualizado 31/01/2021 22:40 CET

Al menos once muertos y 30 heridos en dos atentados con coche bomba en el norte de Siria bajo control turco

Un miembro de las Unidades de Protección Popular (YPG) durante unos enfrentamientos con Turquía en el norte de Siria
Un miembro de las Unidades de Protección Popular (YPG) durante unos enfrentamientos con Turquía en el norte de Siria - Carol Guzy/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Al menos once personas ha muerto y más de 30 han resultado heridas en dos atentados con coche bomba ocurridos en zonas del norte de Siria bajo control del Ejército turco y sus milicias aliadas.

Seis civiles han muerto, entre ellos un niño y una mujer, al estallar la primera bomba en la ciudad de Azaz, que habría dejado además más de una treintena de heridos. La explosión tuvo lugar cerca del centro cultural de la ciudad, según fuentes policiales a DPA.

Poco después, un segundo coche bomba hizo explosión en Al Bab, esta vez contra un control de la milicia Brigada Hamzat, aliada de Turquía, según informa la agencia de noticias prokurda Firat, que ha dejado al menos seis milicianos fallecidos.

El sábado pasado, cinco personas murieron y otras 14 resultaron heridas después en otro ataque con coche bomba en Afrin, también en el norte de Siria, cerca de la frontera con Turquía.

Tras conocerse que hay víctimas menores, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha denunciado estos hechos y ha recordado a las partes en conflicto su "obligación de proteger a los niños en todo momento y abstenerse de la violencia en zonas civiles".

"Según los informes, hoy una niña de 12 años ha muerto en un ataque en Azaz, una zona rural al norte de Alepo. Otros dos niños se encuentran entre las decenas de personas heridas, uno de los niños tiene menos de un año. Ayer mismo, tres niños murieron en una explosión en la ciudad de Afrin, también en la zona rural del norte de Alepo", ha indicado UNICEF.

Por otra parte, la agencia de noticias oficial siria, SANA, ha informado de la muerte de un civil y de otras tres personas heridas por disparos en la ciudad de Hasaka, al parecer durante una manifestación contra las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), las milicias kurdo-árabes que controlan la zona.

En Hasaka y en Qamishli se habrían producido protestas por el asedio impuesto por las FDS a estos dos enclaves, siempre según la agencia de noticias oficial siria.

Turquía ha llevado a cabo varias operaciones contra las Unidades de Protección Popular kurdas (YPG) en el norte y el noreste del país debido a sus lazos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), con presencia en Turquía. Las YPG son a su vez la columna vertebral de las FDS, clave en la lucha contra Estado Islámico en Siria.

Para leer más