La mujer que ayudó a fugarse a dos presos en Nueva York podría ser condenada a ocho años

Publicado 13/06/2015 7:52:02CET

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Joyce Mitchell, la empleada de la cárcel de máxima seguridad de Dannemora, en Nueva York, acusada de ayudar a escapar a dos asesinos que cumplían la condena a cadena perpetua, se ha declarado inocente, aunque de ser considerada culpable podría ser condenada hasta a ocho años de prisión.

Al parecer, los presos lograron cortar el acero de los muros de la parte trasera de sus respectivas celdas, situadas una al lado de la otra, y huyeron por un conducto de vapor. Dejaron una nota con la frase "tengan un buen día" y una cara sonriente con rasgos chinos.

Mitchel habría proporcionado a Richard Matt y David Sweat herramientas de contrabando con las que habrían cavado un túnel, además de facilitar su huida. Las autoridades continúan buscando a los reos en una gran operación de búsqueda por la que han ofrecido hasta 100.000 dólares de recompensa.

La empleada de la prisión ha sido detenida el viernes y ha sido acusada de promover el contrabando en la cárcel y de un delito menorde facilitación criminal. La mujer se ha declarado inocente de todas las acusaciones, según ha informado la cadena CNN.

LE HACÍA SENTIR "ESPECIAL"

Las autoridades sospechan que además de proporcionarles herramientas y sustituirlas para que el resto de funcionarios no se diesen cuenta, Mitchell podría haber les llevado en coche y dejado su teléfono móvil.

La mujer ha confesado a los investigadores que uno de los presos, Matt, le hacía sentir "especial", aunque ha rechazado decir que estaba enamorada de él. Su marido y también trabajador de la prisión, Lyle Mitchell, también está siendo investigado.

Para leer más