Mutharika jura el cargo para un segundo mandato como presidente de Malaui

Publicado 28/05/2019 17:11:11CET
Malaui.- Mutharika gana la reelección como presidente de Malaui por apenas tres puntos
REUTERS / ELDSON CHAGARA - Archivo

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Malaui, Peter Mutharika, ha jurado este martes el cargo para un segundo mandato tras lograr su reelección en las elecciones celebradas este mismo mes en el país y en las que uno de los principales candidatos opositores no ha reconocido su derrota.

Mutharika ha jurado el cargo junto al nuevo vicepresidente, Everton Chimulirenji, durante una ceremonia celebrada en el estadio Kamuzu de la localidad de Blantyre, según ha recogido el diario local 'Nyasa Times'.

Durante la misma, el mandatario ha tendido la mano a la oposición y ha dado las gracias a todos los candidatos, a los que ha pedido que le reconozcan como presidente del país.

"La elección ha terminado. Hay un momento para luchar y otro para unirse. Hay un momento para discutir y otro para estar de acuerdo. Hay un momento para perseguir intereses personales y otro para perseguir los objetivos nacionales", ha sostenido.

Mutharika se ha impuesto en los comicios con un 38,57 por ciento de los votos, por delante de Lazarus Chakwera, del Partido del Congreso de Malaui, con un 35,41 por ciento. En tercer lugar ha quedado el ya exvicepresidente, Saulos Chilima, con un 20,24 por ciento.

Chakwera había conseguido que la Justicia aplazara el anuncio de los resultados definitivos, argumentando que antes de proclamar un vencedor se debía resolver la investigación sobre las casi 150 quejas electorales que se han presentado.

Mutharika, un antiguo profesor de Derecho de 78 años, llegó al poder en 2014. Se le atribuye el mérito de mejorar las infraestructuras y reducir la inflación, pero en los últimos tiempos se ha enfrentado a acusaciones de corrupción y de beneficiar a las regiones rurales, donde tiene su nicho electoral.

Malaui se independizó de Reino Unido en 1964 y, después de una primera época de estabilidad económica y social, gracias en parte a las ventas de té y tabaco, su deuda pública se ha disparado y la pobreza se ha profundizado. Las denuncias sobre fraude electoral han desatado protestas en algunos feudos opositores.

De hecho, Chilima anunció en mayo de 2018 que abandonaba el DPP debido al "vergonzoso nivel" de corrupción en el país y prometió abrir investigaciones y acabar con la impunidad en caso de hacerse con la victoria en las urnas.

El sistema electoral contempla una única vuelta, por lo que el candidato más votado se hace con la victoria. Mutharika ganó las presidenciales de 2014 con el 36 por ciento de las papeletas.

Asimismo, estipula que el presidente y el vicepresidente son elegidos de forma separada, motivo por el que el mandatario no puede cesar a su 'número dos' aunque haya diferencias entre ambos, como ha pasado durante el último año entre Mutharika y Chilima.

El país ha sido uno de los más estables políticamente de África y ha tenido gobiernos estables desde su independencia. El sistema de partido único terminó en 1993 y desde entonces se han celebrado elecciones multipartidistas cada cinco años, siendo estas las sextas desde el inicio de dicho periodo.