Actualizado 08/10/2015 05:25 CET

Nasralá dice que "no hay expectativas" a una solución a la crisis en Líbano debido a la situación regional

Seguidores del secretario general de Hezbolá, Hasán Nasralá
AZIZ TAHER / REUTERS

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Hasán Nasralá, ha afirmado este martes que "no hay expectativas" de una solución a la crisis política en el país debido a que "todo el mundo está esperando a la situación en la región para hacer sus elecciones".

En su discurso, en el que ha dejado de manifiesto el peso de las potencias regionales en la situación política del país, Nasralá ha reiterado que su formación continúa reclamando la aplicación de una ley electoral basada en la proporcionalidad.

Así, ha dicho que el Movimiento 14 de Marzo, encabezado por Al Mustaqbal, rechaza esta posibilidad debido a que perdería peso y representación en el Gobierno y el Parlamento, según ha informado el diario libanés 'An Nahar'.

Por otra parte, Nasralá ha cargado contra Arabia Saudí, al que ha acusado de "servir junto a Israel a los intereses de Estados Unidos en la región", vinculando a Riad con la guerra de 2006 entre el partido-milicia e Israel.

El secretario general de Hezbolá ha dicho además que las autoridades saudíes "están detrás del Estado Islámico y Al Qaeda en Yemen, pese a que estos terroristas serán después una amenaza para Riad".

Arabia Saudí asumió en marzo el liderazgo de la 'Operación Tormenta Definitiva' contra los rebeldes chiíes huthis en Yemen ante el temor de las monarquías del Golfo Pérsico de que la influencia de Irán en la región se extienda con su ascenso al poder, en medio de la inestabilidad generada por el conflicto iraquí y a guerra civil en Siria.

RESPUESTA DE HARIRI

Por su parte, el líder de Al Mustaqbal, el exprimer ministro Saad Hariri, ha criticado a Nasralá, acusándole de "manipular los hechos" y "mostar ingratitud", además de "encabezar una campaña de incitación política y sectaria".

"Las afirmaciones de que Arabia Saudí está detrás de las muertes en nuestra región es algo risible y lamentable, además de ridículo", ha manifestado Hariri, quien cuenta con importantes lazos con Riad.

Por ello, ha cargado contra Nasralá por "intentar justificar su participación en los sangrientos campos de batalla en Siria lanzando acusaciones contra otros", preguntándole "por la sangre de cientos de jóvenes libaneses enviados al infierno de la guerra en Siria y la sangre de los miles de sirios que ha matado junto a (el presidente sirio) Bashar al Assad y el Estado Islámico".

"Ser el agente político y religioso de Irán en Líbano no le da la autorización para dañar los intereses de los libaneses", ha remachado Hariri, en referencia a los vínculos de Nasralá con Teherán, uno de los principales aliados del grupo.

El partido-milicia ha mantenido durante el conflicto en Siria su apoyo militar al presidente, Bashar al Assad, violando así la Declaración de Baabda, firmada por todas los partidos políticos del país, que estipula la neutralidad de Líbano ante los eventos en la región, limitando su papel al control de la frontera y el tráfico de armas y combatientes.

Para leer más