Netanyahu ordena "fortificar" 300 paradas de autobús en Jerusalén tras el último ataque

Actualizado 15/12/2015 6:25:01 CET
Benjamin Netanyahu
AMIR COHEN / REUTERS

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha ordenado este lunes "fortificar" 300 paradas de autobús en Jerusalén, horas después de que once personas resultaran heridas tras ser embestidas por un conductor en Jerusalén Este.

La decisión ha sido adoptada durante una reunión con los ministros de Transportes y Seguridad Pública, Yisrael Katz y Gilad Erdan, respectivamente, y con el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, según ha informado el diario local 'Yedioth Ahronoth'.

La decisión implica que se instalarán bloques de cemento en los alrededores de las paradas para evitar que un vehículo pueda impactar contra ellas. A finales de diciembre se tomaron medidas similares en varias paradas de trolebús en la ciudad.

Netanyahu, que ha descrito los últimos ataques perpetrados por palestinos como "un nuevo tipo de terrorismo por parte de individuos, que supone una amenaza para Israel y otros países", ha aplaudido la actuación de las personas presentes en el lugar del último suceso.

"Estamos haciendo frente de forma constante al terrorismo, y no tengo duda de que finalmente conseguiremos superarlo", ha dicho el primer ministro poco después del ataque.

La Policía ha definido al conductor como un "terrorista" y no ha facilitado datos de identidad. La Radio del Ejército de Israel ha dicho que el conductor ha muerto por disparos realizados por un guardia de la parada de autobús.

Los últimos apuñalamientos, atropellos y ataques protagonizados por palestinos han acabado con la vida de 19 israelíes y un estadounidense desde octubre de 2015. Las fuerzas de seguridad israelíes han matado a al menos 109 palestinos, a los que el Ejército ha descrito como atacantes.

Muchos palestinos están frustrados por el fracaso de las conversaciones de paz con Israel y por los 48 años de ocupación en Cisjordania. Algunos de ellos simpatizan con los llamamientos del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) a la destrucción de Israel.

La campaña de ataques también se ha visto influida por el rechazo de los musulmanes al creciente acceso de israelíes al complejo de la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén.

Para leer más