Actualizado 17/05/2020 15:45 CET

Netanyahu presenta su gobierno de unidad con Gantz como viceprimer ministro y ministro de Defensa

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo

La oposición ha recordado a Netanyahu los juicios que tiene pendientes por corrupción durante la sesión de investidura

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha presentado este domingo el nuevo gobierno, el 35º desde la fundación del Estado hebreo, conformado esta vez con el apoyo del principal líder opositor, Benny Gantz, y con el discurso de un gobierno de unidad, "el necesario para combatir el coronavirus", después de tres elecciones en año y medio.

La lucha contra el coronavirus "no terminará hasta que haya una vacuna", ha advertido Netanyahu, por lo que ha defendido un "liderazgo fuerte" para el Gobierno israelí frente a la pandemia y frente a la crisis económica provocada por la misma.

"La gente quiere un gobierno de unidad y eso es lo que tendrán", ha proclamado Netanyahu durante la sesión de investidura celebrada en la Knesset o Parlamento israelí.

Además Netanyahu ha apelado al espíritu de colaboración entre él y Gantz demostrado ya en 2014 durante la ofensiva sobre la Franja de Gaza. Netanyahu era primer ministro y Gantz era el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas. "Estoy seguro de que trabajaremos por el bien de la gente (...). Hemos elegido servir juntos al pueblo", ha remachado.

El gobierno iba a tomar posesión el pasado jueves, pero las diferencias internas por el reparto de carteras en el Likud, el partido de Netanyahu, han retrasado la ceremonia hasta el domingo. El nuevo gabinete israelí contará con 35 ministros y 16 viceministros y será así el más numeroso de la historia del país: 19 para el Likud y 16 para Azul y Blanco de Gantz, aunque conforme al acuerdo de coalición, cada parte solo tendrá 16 votos en el Consejo de Ministros.

Además, Netanyahu ha apuntado ya al que será el próximo escollo para el Gobierno, la aprobación de los presupuestos. Así, ha defendido un presupuesto de "esperanza" que pueda ayudar al tejido económico a recuperarse de las consecuencias económicas de la epidemia.

RELEVO A GANTZ EN NOVIEMBRE

Netanyahu ha revelado además la fecha concreta del cambio de turno de primer ministro con Gantz: el 17 de noviembre de 2021, y ha concretado su intención de anexionarse sectores de Cisjordania y de combatir los intentos del Tribunal Penal Internacional de juzgar a Israel por "construir una escuela infantil en Gilo (Jerusalén Este) y viviendas en (el asentamiento de) Shilo. ¡Cuánta hipocresía!", se ha lamentado.

"Estas regiones son la cuna el pueblo judío. Ha llegado el momento de extender la ley de Israel sobre ellas y de iniciar un nuevo capítulo en la historia del sionismo. Este paso no nos alejara de la paz. Nos acercará a ella. La verdad es que los cientos de miles de colonos de Judea y Samaria (Cisjordania) siempre estarán presentes en cualquier acuerdo futuro y todo el mundo lo sabe", ha remachado.

En respuesta, el diputado de la Lista Conjunta árabe-israelí Yusef Yabarín, ha advertido a gritos que "no habrá paz con ocupación y apartheid". Yabarín ha sido expulsado del pleno tras recibir tres avisos.

Gantz, por su parte, ha intervenido tras Netanyahu y ha defendido el acuerdo Likud-Azul y Blanco que permite poner fin a "la peor crisis política de la historia" de Israel. Ante los reproches lanzados por sus antiguos aliados, ahora en la oposición, Gantz ha subrayado que la alternativa era "una especie de guerra civil". El diputado de Yesh Atid Mickey Levy tuvo que ser expulsado del pleno.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

"Los israelíes se merecen algo mejor que el gobierno más numeroso y derrochador de la historia del país", ha indicado el líder de la oposición Yair Lapid, de Yesh Atid. "Tenemos más ministros y viceministros que pacientes en cuidados intensivos", ha resaltado Lapid.

Durante la sesión los diputados de la oposición han interrumpido varias veces a Netanyahu con gritos como "¡Soborno!" o "¡Fraude!", en referencia a los cargos de corrupción de los que está acusado Netanyahu en los tribunales. La semana que viene hay convocadas sesiones de estos juicios.

"Hay miembros de la Knesset que tienen la ilusión de que enfrentarse a mi les dará réditos en el futuro. Desde mi propia experiencia les puedo decir que eso no funciona", ha respondido Netanyahu.

Netanyahu tenía de plazo hasta el 21 de mayo para formar Gobierno y evitar las que serían las cuartas elecciones legislativas en poco más de un año, algo que Israel evitará con un acuerdo sin precedentes entre el Likud y Azul y Blanco.

Según el acuerdo de coalición, Netanyahu ocupará el cargo durante los primeros 18 meses de mandato, tras lo que cederá el cargo a Gantz, un antiguo jefe del Ejército de Israel.

El pacto fue alcanzado después de que Gantz rompiera por sorpresa su compromiso electoral de no negociar con Netanyahu, fracturando Azul y Blanco, y tras recibir el mandato para formar un Ejecutivo debido a que contaba con el apoyo de la mayoría de los parlamentarios.

El antiguo jefe del Ejército accedió así a las peticiones de Netanyahu de formar un Gobierno de unidad ante la crisis del coronavirus, a pesar de que en ese momento parecía que Gantz podría llevar a conformar un Ejecutivo que sacara del poder al primer ministro, especialmente debido a su firme negativa hasta entonces a negociar con él debido a su imputación por corrupción.

A pesar de que el Tribunal Supremo falló la semana pasada que la imputación no incapacita a Netanyahu para formar Gobierno, el proceso podría provocar la caída del Ejecutivo si 'Bibi' es condenado en el juicio contra él por corrupción, previsto para finales de mayo.

Para leer más