Nuevas fricciones entre partidos cristianos libaneses complican a Hariri la formación de Gobierno

Publicado 05/10/2018 16:28:42CET

BEIRUT, 5 Oct. (Reuters/EP) -

Los dos principales partidos cristianos del Líbano han protagonizado este viernes un encontronazo durante las conversaciones de reparto de poder en el nuevo Gobierno de unidad, todavía en construcción.

Cinco meses después de las elecciones parlamentarias no hay indicios de consenso alguno sobre las medidas del primer ministro, Saad Hariri, quien aseguró ayer que podrá componer un nuevo Ejecutivo en un plazo máximo de 10 días.

Este viernes, sin embargo, los dos principales partidos cristianos, el Movimiento Patriótico Libre (FPM), aliado con Hezbolá, y el partido de las Fuerzas Libanesas (FL), en contra del poderosísimo partido milicia chií, han vuelto a manifestar su enconada rivalidad, el principal obstáculo para un acuerdo.

En una conferencia de prensa, el líder del FPM, Gebran Bassil, ha expresado su deseo de acelerar la formación de Gobierno ignorando las demandas del partido rival, y ha pedido la asignación de un número de escaños enormemente superior a los de FL.

El partido rival ha recordado que Bassil no es más que un "interino" y que no debería establecer los criterios para formar gobierno. El FL exige un tercio de los escaños, en un episodio más en la rivalidad histórica entre el presidente y el líder del Frente, Samir Geagea, enemigos en la guerra civil de 1975-90.

Contador