Publicado 06/01/2020 10:49:12 +01:00CET

El nuevo comandante de la Fuerza Quds de Irán promete vengar a Soleimani y dice que EEUU "será expulsado de la región"

Participantes en el funeral en Teherán del general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán
Participantes en el funeral en Teherán del general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán - -/Office of the Iranian Supreme / DPA

MADRID, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

El nuevo comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, Esmail Qaani, ha prometido este lunes una respuesta a la muerte del general Qasem Soleimani y ha recalcado que Estados Unidos "será expulsado de la región".

"Prometemos continuar el camino del mártir Soleimani con la misma fuerza y su martirio será respondido con varios pasos y la expulsión de Estados Unidos de la región", ha dicho, según ha informado la agencia iraní de noticias IRNA.

"La venganza por el martirio de Soleimani es una promesa hecha por Dios, y Dios es el principal vengador", ha señalado, al tiempo que ha subrayado que "la continuación de este movimiento busca lograr la gobernanza global del imam Mahdi".

Durante la jornada de este lunes, cientos de miles de iraníes han participado este lunes en los actos en Teherán por el funeral de Soleimani, unas ceremonias que han estado encabezadas por el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamanei.

Soleimani murió junto al 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), Abú Mahdi al Muhandis, y varios milicianos iraquíes y militares iraníes en un bombardeo ejecutado por Estados Unidos en el aeropuerto de la capital de Irak, Bagdad.

Washington argumentó que llevó a cabo el ataque "para proteger al personal estadounidense en el extranjero", a raíz de las protestas contra su Embajada en Bagdad en protesta por otro bombardeo en el que murieron 25 miembros de las FMP.

Los bombardeos contra las FMP fueron ejecutados en respuesta a la muerte de un contratista estadounidense en un ataque con proyectiles contra una base militar situada cerca de Kirkuk.

El Gobierno iraquí ha condenado estos ataques por parte de Estados Unidos y ha recordado que las FMP son un elemento fundamental en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

En este sentido, ha denunciado que los bombardeos fueron llevados a cabo de forma unilateral y violando los acuerdos alcanzados con la coalición internacional que lidera Washington en la lucha contra los yihadistas.

Por ello, el Parlamento iraquí aprobó el domingo una moción que exige la expulsión de las tropas estadounidenses del país y obliga al Gobierno a comprometerse a hacer público cualquier acuerdo que alcance en el futuro para la presencia de asesores y formadores militares extranjeros.

Para leer más