El nuevo presidente del Consejo Nacional Sirio, George Sabra, declara que "lo único" que se necesita son armas"

Actualizado 09/11/2012 23:39:01 CET

DOHA, 9 Nov. (Reuters/EP) -

El recién designado presidente del Consejo Nacional Sirio (CNS), el veterano dirigente opositor George Sabra, ha declarado este viernes inmediatamente después de su elección que lo "único" que necesitan las fuerzas enfrentadas al régimen de Bashar al Assad son "armas".

Sabra, un cristiano residente en Turquía, era uno de los dos candidatos que se habían presentado a las elecciones internas del CNS. El recuento de los resultados de las votaciones fue efectuado este viernes delante de los periodistas y del resto de miembros del organismo en la capital de Qatar, Doha, donde se ha reunido esta semana el consejo ejecutivo del CNS.

Inmediatamente después de su elección, Sabra se dirigió a los periodistas para declarar: "Únicamente necesitamos una cosa para defender nuestro derecho a sobrevivir y a protegernos: armas, necesitamos armas".

El CNS empezará a negociar mañana sábado con otras facciones sirias, incluidos los grupos armados que combaten dentro del país, a fin de formar un nuevo órgano de representación más amplio y al que resulte más fácil obtener el reconocimiento internacional como futuro gobierno del país.

Qatar, Estados Unidos y otras potencias han presionado insistentemente a la oposición siria para que actúe unida. Las grandes potencias occidentales y los vecinos de Siria temen la creciente influencia de los grupos islamistas afines a Al Qaeda entre los rebeldes armados.

OPUESTO A AL ASSAD DESDE ANTES DEL CONFLICTO

Sabra sucederá a Abdulbaset Sieda, un kurdo residente en Suecia que, a su vez, había reemplazado al primer presidente del CNS, Burhan Ghalioun. El nuevo vicepresidente será Farooq Taifoor, de los Hermanos Musulmanes, un grupo islámico moderado con filiales en todo el mundo árabe y al que se considera la fuerza dominante en el seno del actual Consejo.

Sabra ha asegurado que su elección demuestra la falta de sectarismo religioso en el CNS. "Las personas que hay aquí son musulmanes que han elegido a un cristiano", declaró a los periodistas.

Georges Sabra, un profesor de Geografía de 65 años, procede de Qatana, un barrio de Damasco en el que conviven diversas comunidades. Sabra ya era conocido por sus duras posiciones críticas contra el régimen antes de que comenzara el actual conflicto.

El año pasado participó en las movilizaciones contra Al Assad, antes de huir del país debido a las redadas de la Policía Secreta contra los principales líderes de las protestas. Sabra es un hombre próximo a Riad al Turk, un afamado opositor que sigue actuando desde el interior de Siria. Como anécdota, Sabra es uno de los redactores de la versión árabe del programa de televisión infantil 'Ábrete Sésamo'.