Una obra de teatro que devuelve la sonrisa a los niños rohingya y les enseña a mantenerse saludables

Niños rohingya durante una actuación de teatro
MARUF HASAN/OXFAM 
Actualizado 28/10/2018 9:28:42 CET

La representación, respaldada por Oxfam, conciencia sobre la importancia de lavarse las malos y del peligro que suponen las moscas

MADRID, 28 Oct. (Por Oxfam) -

Cientos de niños rohingya disfrutaron de un inusual momento de risas con la obra de teatro a la que asistieron y que buscaba enseñarles cómo mantenerse limpios y saludables en el campo de refugiados de Kutupalong, en Bangladesh.

Los campamentos en Cox's Bazar son ahora el hogar de casi un millón de refugiados rohingya, muchos de los cuales huyeron de sus casas en la vecina Birmania el año pasado después de que estas quedaran reducidas a cenizas.

Hay informaciones de niños que fueron testigos con horror de como sus madres y padres fueron sometidos a una violencia inimaginable, incluidas violaciones, torturas y asesinatos. Muchos niños también fueron asesinados y mutilados.

        Oxfam

Ahora, en los campos de refugiados, los niños se enfrentan a otra amenaza mortal: la enfermedad. Hay niveles altos de diarrea aguda, infecciones respiratorias y enfermedades cutáneas como la sarna, todas ellas relacionadas con una mala higiene y saneamiento.

La obra, organizada por Oxfam, Arts for Action y Unite Theatre for Social Action (UTSA), enseñó a los niños cómo mantenere saludables y evitar la propagación de enfermedades.

Minara, de 28 años, acudió a ver la obra junto a su hijo Ershad, de 10. "Siempre les digo a mis hijos que se laven las manos después de ir al baño, pero no siempre me escuchan", subraya la mujer. "Ha visto que realmente les ha encantado la obra así que ojalá que se acuerden de lavar las manos todas las veces a partir de añora", añade.

Los niños hicieron muñecos gigantes que fueron usados por los actores para demostrar cómo las moscas trasladan las bacterias de las heces a la comida.

LAS MOSCAS, PORTADORAS DE GÉRMENES

"No tenía ni idea de que las moscas transportan gérmenes", reconoce Minara. "Tan pronto como llegue a casa voy a cubrir la comida y voy a contárselo a todas mis amigas para que puedan hacer lo mismo", asegura.

         Oxfam

A Ershad, le ha "encantado la obra". "La mejor parte fue ver a las moscas zumbando alrededor de la caca y la comida. Ahora entiendo que las moscas en la comida son algo malo", afirma.

"La mayoría de los niños que viven en estos campamentos vieron o experimentaron actos horribles de violencia el año pasado y tienen muy poco entretenimiento donde viven ahora", resalta la directora de Arts for Action, Melissa Eveleigh.

IMPORTANCIA DE LA RISA Y EL JUEGO PARA LOS NIÑOS

"La risa y el juego son muy importantes para el crecimiento, el desarrollo y la curación de los niños, especialmente en este contexto", subraya Eveleigh, que reconoce que fue "muy inspirador ver a los niños estallar en carcajadas y saltar de emoción durante la actuación".

       Oxfam

"Las discusiones posteriores mostraron que todas las nuevas cosas que los niños aprendieron sobre la higiene, incluido lo que son los gérmenes, cómo las moscas los transportan, y por qué es tan importante lavarse las manos", destaca la directora de Arts for Action.

Oxfam está ofreciendo letrinas y una instalación de gestión de aguas residuales para ayudar a tratar los desechos peligrosos, pero la organización advierte de que para frenar la propagación de enfermedades mortíferas, hay que hacer más para garantizar que las familias saben cómo protegerse.

HACEN FALTA BUENAS PRÁCTICAS DE HIGIENE

"Está muy bien instalar letrinas e instalaciones de aguas residuales", subraya la directora de concienciación de Oxfam en Cox's Bazar, Dorothy Sang, "pero si la gente no tienen buenas prácticas de higiene, las enfermedades se propagarán como la pólvora en un lugar tan atestado como este".

"Ya hay grandes cantidades de pacientes que presentan diarrea agua, algo que puede ser mortal en el caso de los niños", incide. "Es importante que no solo ayudemos a sus padres a mantenerlos a salvo, sino también que se aseguren de que sus propios hijos entiendan cómo sus propias manos, la comida que comen y el entorno embarrado en el que están pueden ser fuentes de bacterias que podrían hacerles enfermar", destaca la responsable de Oxfam.

         Oxfam

"El futuro para estos niños es muy incierto, pero mientras que estén aquí seguiremos trabajando para mantenerlos a ellos y a sus familias a salvo de las enfermedades y con proyectos como este, esperamos poder llevar también una sonrisa a sus caras", asegura Sang.

Oxfam considera que hacen falta más ayuda y recursos para mejorar las condiciones en los campos de refugiados más allá de las cuestiones básicas y de mantener a la gente a salvo. Al mismo tiempo, pide a la comunidad internacional que trabajen juntos para encontrar una solución a largo plazo para los rohingya, incluidos esfuerzos diplomáticos para poner fin a la violencia y las políticas discriminatorias en Birmania que están en la raíz de esta crisis.

Contador