Ocho presuntos separatistas uigures hicieron 3 viajes de reconocimiento

Actualizado 17/12/2013 21:58:53 CET
Actualizado 17/12/2013 21:58:53 CET

Ocho presuntos separatistas uigures hicieron 3 viajes de reconocimiento

Ataque en la emblemática plaza china de Tiananmen

PEKÍN, 2 Nov. (Reuters/EP) -  

   Ocho presuntos separatistas uigures realizaron tres viajes de reconocimiento y almacenaron material para preparar el ataque del lunes en la emblemática plaza pekinesa de Tiananmen, según la televisión estatal china.

   Los autores acumularon 40.000 yuanes (4.860 euros), 400 litros de gasolina y varios cuchillos antes de conducir el todoterreno de la marca Mercedes hacia la parte norte de la plaza, frente a la entrada a la Ciudad Prohibida.

   Los ocho supuestos uigures procedían de la ciudad de Hotan, en la región de Xinjing, donde esta rama musulmana es minoritaria y reclama el respeto de sus derechos civiles. Se escondieron en el oeste de Pekín en la víspera del ataque.

   Estos presuntos uigures decidieron conformar un grupo terrorista el pasado mes de septiembre. Siete de ellos llegaron a Pekín en un todoterreno el pasado 7 de octubre, mientras que el integrante restante llegó en tren.

   El pasado 23 de octubre, cinco de ellos volvieron a la capital de la región de Xinjing, Urumqi. Los otros tres, que son familia, permanecieron en Pekín.

REPRESIÓN CONTRA LOS UIGURES

   Tras el ataque, la represión contra la comunidad musulmana uigur en Xinjiang se ha recrudecido, con el arresto de 53 personas por parte del Ejército por guardar publicaciones religiosas ilícitas, según denuncia el Congreso Mundial Uigur, el principal grupo uigur en el exilio.

   El portavoz de esta organización, Dilxat Raxit, ha advertido de que, a consecuencia de estos episodios, "podría estallar un nuevo conflicto entre los uigures y el Gobierno de China en cualquier momento".

   Los tres ocupantes del vehículo fallecieron junto a dos personas que se encontraban en la zona en el momento de la explosión y 40 viandantes resultaron heridos en lo que el Gobierno chino describió como un "ataque terrorista".

   Los autores del ataque procedían de Hotan, al igual que las otras cinco personas arrestadas por la Policía de Pekín, según la televisión estatal. La Policía asegura que los detenidos pretendían llevar a cabo una guerra santa contra el Gobierno chino.