Publicado 23/01/2014 19:37CET

Una ONG acusa a las fuerzas birmanas de matar al menos a 40 musulmanes rohingya la semana pasada

RANGÚN, 23 Ene. (Reuters/EP) -

Las fuerzas de seguridad birmanas mataron la semana pasada al menos a 40 musulmanes de etnia rohingya en el estado de Rajine, en la parte oeste del país, según ha denunciado la organización pro Derechos Humanos Fortify Rights, que cita entre sus fuentes a testigos de la masacre.

De confirmarse este balance, sería la mayor matanza que se produce en Rajine desde octubre de 2012, época de violentos combates en la zona entre budistas y musulmanes. Asimismo, supondría elevar a al menos 277 la cifra de personas muertas en el marco del conflicto interreligioso que sacude el país asiático desde junio de 2012.

Fuerzas de seguridad y rohingya se enfrentaron el 13 de enero en la remota localidad de Maungdaw y, en los días posteriores, las autoridades aseguraron que la Policía había sido atacada por residentes de la zona. La ONU y Estados Unidos han pedido una investigación de lo ocurrido.

Fortify Rights ha confirmado en un comunicado al menos 40 víctimas pero ha advertido de que "el número real de muertos" a manos de la Policía "podría ser mayor", ya que el Gobierno impone "restricciones" que dificultan el acceso a la zona de la supuesta masacre.

El gobernador estatal, Win Myaing, ha asegurado a Reuters que ha visitado el área y no ha encontrado pruebas que demuestren las muertes denunciadas por la ONG. El ministro principal de Rajine, Hla Maung, ha tachado de "falsas" las acusaciones, según el periódico estatal 'New Light of Myanmar'.

El periódico ha informado también del hallazgo de un uniforme policial manchado de sangre cerca de un lugar donde cien rohingya armados con cuchillos supuestamente atacaron un coche patrulla.

Para leer más