Actualizado 21/06/2020 16:19:28 +00:00 CET

La ONU acusa a talibán y fuerzas afganas de atacar deliberadamente a sanitarios e instalaciones médicas

Desplazados en Kabul
Desplazados en Kabul - NRC/ENAYATULLAH AZAD - Archivo

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha denunciado un total de 15 ataques armados, 12 de ellos intencionados, contra trabajadores de la salud e instalaciones médicas en Afganistán desde el pasado mes de marzo, a través de la publicación de un nuevo informe en el que resalta su profunda preocupación en un momento en que la pandemia de coronavirus ha arraigado en el país centroasiático.

En el informe, la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) responsabiliza a ambos bandos de ignorar las necesidades de seguridad de los trabajadores sanitarios.

"En un momento en que en Afganistán necesita medidas humanitarias urgentes para salvar todas las vidas que se pueda, los talibán y las fuerzas afganas han llevado a cabo deliberadamente actos violentos que han socavado la atención sanitaria", ha lamentado la jefa de la misión, Deborah Lyons.

El informe abarca los ataques ocurridos entre el 11 de marzo, la fecha en que se declaró la pandemia, y el 23 de mayo, el día en que los talibán anunciaron un alto el fuego de tres días en el Afganistán. Dentro del informe, la ONU matiza que al menos tres de estos ataques deliberados fueron perpetrados por fuerzas afines al Gobierno afgano.

La UNAMA subraya que las acciones de ese tipo "no tienen ninguna justificación, la seguridad y el bienestar de la población civil deben ser prioritarios".

La ONU destaca sobre todo el ataque a un hospital de maternidad, el 12 de mayo en Kabul, cuando un terrorista suicida provocó una explosión en la entrada del recinto, el principio de un ataque a tiros que se saldó con la muerte de 24 personas. Otras 20 resultaron heridas.

Afganistán ha confirmado un total de 28.833 casos de coronavirus y 581 fallecidos por la epidemia, que avanza sin control por el país, debido en parte la precariedad de su sistema sanitario tras años de conflicto.

A pesar de haber firmado el acuerdo de paz con el Gobierno de Estados Unidos el 29 de febrero en Doha, los talibán mantienen su campaña de atentados contra las fuerzas de seguridad afganas y únicamente se han limitado a no realizar ataques contra las fuerzas militares estadounidenses y extranjeras.

El principal escollo para el inicio de las conversaciones de paz entre los talibán y el Gobierno afgano sigue siendo el cumplimiento íntegro del canje de prisioneros contemplado en el acuerdo de Doha, que contempla la liberación de 5.000 milicianos a cambio de 1.000 agentes de las fuerzas de seguridad afganas.

Según fuentes de la negociación consultadas por la cadena de televisión Tolo, las conversaciones entre líderes afganos se celebrarán en Qatar y comenzarán en menos de dos semanas. El proceso de diálogo tenía que haber comenzado el 10 de marzo pero la falta de avances en el cumplimiento del intercambio de prisioneros ha impedido su comienzo.

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Ben Stiller se niega a eliminar a Donald Trump de Zoolander

  2. 2

    La mascarilla será obligatoria en Extremadura a partir de este sábado aunque haya distancia de seguridad

  3. 3

    Médicos de A Mariña alertan de que hay más contagios que los hechos públicos por la Xunta

  4. 4

    La Reina Letizia aparca las alpargatas en su visita a La Rioja y vuelve a sus adorados stilettos

  5. 5

    Los casos de coronavirus en Europa han aumentado un 10% en las últimas 2 semanas