Actualizado 01/03/2021 10:25 CET

La ONU condena un ataque contra civiles en la localidad yemení de Hodeida que deja al menos cinco víctimas

Archivo - Desplazados internos en el norte de Yemen
Archivo - Desplazados internos en el norte de Yemen - MOHAMMED AL-WAFI / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

La Misión de Naciones Unidas en apoyo del Acuerdo sobre Hodeida, en Yemen, ha condenado este domingo "en los términos más fuertes posibles" el ataque de este fin de semana contra una vivienda en la ciudad, que se saldó con la muerte de al menos cinco civiles, entre ellos un niño.

Así, ha resaltado que este ataque en el distrito de Al Hauak supone una nueva violación del Derecho Internacional y del acuerdo de alto el fuego alcanzado en Hodeida, al tiempo que ha solicitado que se abra una investigación para esclarecer lo sucedido.

"Estas devastadoras y continuas víctimas civiles son otra violación del Derecho Humanitario y de los términos del acuerdo de Hodeida para el alto el fuego", ha enfatizado el jefe de la misión, Abhijit Guha.

Guha ha instado a las partes del conflicto a evitar "infligir más miseria a una población que ya de por sí está sufriendo una dura crisis humanitaria" y ha vuelto a reclamar una libertad de movimiento que permita al personal de la misión acceder a los sitios donde se registran hostilidades.

"Esto permitirá a la misión evaluar mejor el conflicto y, a su vez, posibilitará más apoyo a las partes del acuerdo de Hodeida en la implementación de los términos del alto el fuego", ha detallado Guha.

Por su parte, Estados Unidos ha condenado "firmemente" los últimos ataques "contra centros de población" en Arabia Saudí por parte de los huthis, incluido el perpetrado el sábado contra la capital, Riad, donde fue interceptado un dron lanzado por los rebeldes contra la ciudad

"Estos ataques amenazan no sólo a civiles inocentes, sino a las posibilidades de paz y estabilidad en Yemen", ha indicado el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, quien ha reclamado a los huthis que pongan fin a estos "indignantes ataques" y que actúen "de forma constructiva" con el enviado especial de la ONU para Yemen, Martin Griffiths, y el enviado especial estadounidense, Tim Lenderking, "para lograr paz, prosperidad y seguridad para el pueblo yemení".

"Estados Unidos sigue comprometido con su larga alianza con Arabia Saudí y a ayudar a Arabia Saudí a defender su territorio, que hace frente a ataques por parte de grupos alineados con Irán", ha zanjado Price en un comunicado publicado a través de la página web del Departamento.

La guerra en Yemen enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, apoyado por una coalición internacional encabezada por Arabia Saudí, y a los huthis, respaldados por Irán. Los rebeldes controlan la capital, Saná, y otras zonas del norte y el oeste del país.

El conflicto ha sufrido un recrudecimiento durante los últimos meses, pese a los esfuerzos internacionales de mediación, en una guerra que ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial. Actualmente, casi el 80 por ciento de la población, unos 24 millones de personas, necesitan ayuda.

Para leer más