18 de febrero de 2020
 

La ONU confía en que sus observadores de Derechos Humanos puedan visitar Crimea

Publicado 19/03/2014 23:39:06CET

NUEVA YORK, 19 Mar. (Reuters/EP) -

La misión de observadores de Derechos Humanos que enviará esta semana la ONU a Ucrania aspira a visitar cuanto antes la península de Crimea, de donde llegan denuncias por supuestos abusos contra activistas opositores y miembros de las minorías étnicas.

El secretario general adjunto de la ONU para Derechos Humanos, Ivan Simonovic, ha reconocido ante el Consejo de Seguridad de la organización que tiene "serias preocupaciones" sobre lo que está pasando en Crimea en materia de libertades.

"Estoy profundamente preocupado por los derechos de quienes se han opuesto a los últimos acontecimientos", ha dicho, en alusión al despliegue de fuerzas prorrusas y a la anexión de la región ucraniana a Rusia.

El secretario adjunto de la ONU ha visitado recientemente Ucrania, pero no ha podido acceder a Crimea porque las autoridades regionales no garantizaban su seguridad. Ahora, en cambio, sí ha recibido una invitación para viajar a Simferopol, la capital de la península.

Simonovic, que no ha aclarado la procedencia de esta nueva invitación, ha abogado por que el equipo de observadores de la ONU que viaja este viernes a Ucrania pueda supervisar sobre el terreno la situación en la conflictiva península.

La misión, formada por más de una treintena de expertos, había sido solicitada pro el nuevo Gobierno ucraniano y visitará, entre otros lugares, Jarkiv y Donetsk, en el este del país.

TÁRTAROS

Entre sus preocupaciones, Simonovic ha citado el caso concreto de la población tártara, que representa un 12 por ciento de los habitantes de Crimea. En este sentido, ha advertido de que existen informaciones creíbles sobre el hallazgo del cadáver de un activista tártaro con evidentes signos de tortura.

El embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, ha negado estos abusos y ha subrayado que "las autoridades crimeas han garantizado los derechos de todas las minorías, sin excepciones". Churkin ha acusado a Simonovic de presentar un enfoque parcial ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Por su parte, la representante de Estados Unidos, Samantha Power, ha afirmado que "si hay un momento en el que deberían preocupar los Derechos Humanos en Crimea es ahora". Power ha coincidido con Simonovic al alertar sobre el riesgo de discriminación de la población tártara y, además, ha denunciado los tratos a opositores y medios de comunicación.

Para leer más