La ONU pide a El Salvador una moratoria sobre la prohibición total del aborto

Actualizado 17/11/2017 22:32:07 CET
Mujeres embarazadas en El Salvador
REUTERS / JOSE CABEZAS

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha pedido este viernes al Gobierno de Salvador Sánchez Cerén que imponga una moratoria sobre el artículo del Código Penal salvadoreño que prohíbe totalmente el aborto, por considerar que es una violación de los derechos de las mujeres.

"Hago un llamamiento a El Salvador a emprender una moratoria a la aplicación del artículo 133 del Código Penal y a revisar todos los casos donde las mujeres han sido detenidas por ofensas relacionadas con el aborto", ha dicho Al Hussein al término de su visita al país centroamericano.

Al Hussein ha propuesto que la revisión de estos casos se lleve a cabo "por un comité de expertos compuesto por miembros nacionales e internacionales", en el que Naciones Unidas estaría dispuesta a participar.

El diplomático jordano ha confesado que ha quedado "horrorizado" al saber que en El Salvador hay mujeres que han sido juzgadas y condenadas a hasta 30 años de cárcel, en aplicación de dicho artículo, por haber sufrido abortos espontáneos y "otras emergencias obstétricas".

Al Hussein, que ha visitado la cárcel de mujeres en Ilopango, ha asegurado que nunca se había sentido "tan conmovido" como se sintió "por sus historias y por la crueldad que han tenido que soportar". "Parece ser que solo mujeres de origen humilde están encarceladas, una característica delatadora de la injusticia sufrida", ha apuntado.

El Salvador tiene una de las leyes más severas contra el aborto y, como consecuencia de ello, unas 27 mujeres, todas en condición de pobreza, purgan penas de entre seis y 35 años por homicidio agravado, según ha indicado a Reuters la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto.

El año pasado, el partido gobernante, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), propuso al Congreso permitir el aborto en tres supuestos --cuando el embarazo sea fruto de una violación, cuando la vida de la madre corra peligro y cuando el feto no sea viable--, pero no prosperó.

VIOLENCIA "ESCANDALOSA"

Por otro lado, el jefe de Derechos Humanos de la ONU ha denunciado el "escandalosamente alto" nivel de violencia en el país, debido a las peligrosas pandillas, pero también "al retorno de los escuadrones de la muerte", lo que ha provocado desplazamientos forzosos --algo que se creía olvidado desde al guerra civil-- y un aumento de la emigración.

"No importa cuán serias sean las violaciones a los Derechos Humanos cometidas por la violencia pandillera, todas las personas que perpetran la violencia deben rendir cuentas por sus acciones a través de los mecanismos judiciales", ha dicho. "Todas las víctimas merecen recibir Justicia", ha remachado.

Al Hussein ha aplaudido los esfuerzos del Gobierno para combatir este "problema creciente" y, en concreto, ha considerado que el Plan Salvador Seguro, que se centra en la lucha contra las maras dentro y fuera de las cárceles, "es un modelo positivo". No obstante, ha subrayado que "lidiar con la violencia a través del lente de seguridad a la larga es menos efectivo".

Asimismo, ha llamado la atención sobre la violencia contra mujeres y niñas. "El Salvador ostenta la espantosa distinción de tener la tasa más alta de asesinatos basados en género de mujeres y niñas en Centroamérica, una región donde el feminicidio es ya desafortunadamente tan alto como la impunidad por estos crímenes", ha señalado.

Aunque, "se han dado pasos positivos para enfrentar esta violencia y discriminación arraigada contra las mujeres", como una ley sobre violencia de género y tribunales especiales, ha instado a fortalecer la persecución y el castigo de estos crímenes para "contrarrestar la percepción que la violencia contra las mujeres es tolerada".

"Tomado todo esto en conjunto, dejo el país esperanzado de que la resiliencia y la compasión de las salvadoreñas y los salvadoreños encamine al país a una década más positiva para los Derechos Humanos en todo el territorio nacional", ha concluido Al Hussein.