La ONU subraya que el acuerdo de alto el fuego en Hodeida (Yemen) está siendo respetado "ampliamente" por las partes

Martin Griffiths
REUTERS / DENIS BALIBOUSE - Archivo
Publicado 09/01/2019 20:11:37CET

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, ha subrayado este miércoles que las partes en conflicto en Yemen han respetado "ampliamente" el acuerdo de alto el fuego en la localidad de Hodeida, que entró en vigor el 18 de diciembre.

"Ha habido una disminución significativa de las hostilidades desde entonces", ha valorado, antes de recalcar que "los incidentes violentos en Hodeida han sido extraordinariamente limitados en comparación con las semanas previas a las consultas en Estocolmo".

"Esta calma relativa indica el continuado compromiso de las partes a ceñirse al Acuerdo de Estocolmo", ha manifestado Griffiths, quien ha aplaudido además la activación de las operaciones del equipo de avanzadilla de la misión de observación de alto el fuego, encabezada por Patrick Cammaert.

Asimismo, ha pedido a las partes que "sigan en contacto de forma regular y de buena fe con el general Cammaert y su equipo para que los acuerdos de seguridad y las mejoras en el acceso humanitario puedan ser aplicadas rápidamente".

Griffiths ha hecho además referencia a la situación en Taiz y ha dicho que "se han dado pasos para aplicar el entendimiento alcanzado en Suecia", entre ellos la nominación de los miembros del comité conjunto, que podría celebrar "pronto" su primera reunión.

El enviado de la ONU ha abordado también el acuerdo de intercambio de prisioneros y ha destacado que su oficina y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) "están en contacto con las partes para la aplicación del acuerdo", antes de desvelar que la semana que viene habrá una reunión sobre este tema en la capital de Jordania, Amán.

"Seguiremos trabajando con las partes para alcanzar un acuerdo para apoyar el Banco Central de Yemen y reabrir el aeropuerto de Saná. Resolver ambos asuntos sería una contribución significativa para reducir el sufrimiento humano en Yemen", ha sostenido.

"No podemos perder el impulso a la hora de avanzar en el proceso político. Hay mucho trabajo que hacer antes de que las partes puedan alcanzar un acuerdo de paz exhaustivo. Esa es otra razón por la que la rápida aplicación (del acuerdo de Suecia) es crucial", ha zanjado.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha pedido al Consejo de Seguridad del organismo que apruebe el despliegue de hasta 75 observadores en Hodeida durante un periodo de seis meses para supervisar el cumplimiento del acuerdo de alto el fuego y repliegue de las partes en conflicto.

El Consejo de Seguridad tendrá que tomar una decisión respecto a la petición de Guterres antes del 20 de enero, cuando expira la autorización de 30 días para un equipo de supervisión de avanzadilla encabezado por Cammert. Por el momento se desconoce cuántos observadores están sobre el terreno.

Después de cinco años de guerra, los huthis controlan la mayoría de las zonas pobladas del país, mientras que el Gobierno del presidente Abdo Rabbu Mansur Hadi se sostiene en el reducto de Adén, en el sur, gracias al apoyo militar de Arabia Saudí y sus aliados.

La guerra ha sumido al que ya era el país más pobre del Golfo en la peor crisis humanitaria del mundo. Según la ONU, unas 16.000 personas han muerto y el 80 por ciento de la población depende de la ayuda para sobrevivir.

Contador