Publicado 25/04/2016 21:49CET

La ONU urge a las partes en Burundi a renunciar a la violencia para no agravar "la volátil situación"

NUEVA YORK, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Secretaría General de Naciones Unidas ha urgido este lunes a las partes enfrentadas en Burundi a renunciar a la violencia para no agravar lo que ha descrito como una "situación volátil", tras el asesinato de un importante general.

El general Athanase Kararuza, que ha participación en misiones internacionales de la ONU y la Unión Africana, ha sido asesinado junto a su esposa este lunes cuando llevaban al colegio a su hija, que ha resultado herida.

"Condenamos el asesinato del general Athanase Kararuza", ha dicho Stephane Dujarric, portavoz del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, a través de un comunicado. "Expresamos nuestras condolencias a todos los afectados por esta trágica pérdida", ha añadido.

Dujarric ha subrayado que este suceso se enmarca "en una serie de tentativas de asesinato motivadas políticamente, incluido el ataque de ayer (domingo) contra el ministro de Derechos Humanos, Asuntos Sociales y Género, Martin Nivyabandi.

"Todos estos actos de violencia no servirán a otro propósito más que a agravar la ya volátil situación en Burundi", ha subrayado Dujarric, al tiempo que ha instado a las autoridades a "llevar a cabo una investigación rigurosa" sobre los hechos.

El portavoz de Ban ha aprovechado para reiterar el llamamiento "a todos los líderes políticos, incluidos los que están en el exilio, para renunciar firmemente al uso de la violencia para perseguir sus agendas políticas".

"Un proceso político es el único camino para que los burundeses devuelvan su país a la senda de la paz y la reconciliación nacional", ha insistido, por lo que ha instado a los líderes políticos a embarcarse en "un diálogo inclusivo".

Más de 430 personas han muerto durante las protestas que estallaron cuando el presidente, Pierre Nkurunziza, anunció su intención de presentarse a la reelección, en abril de 2015. Desde entonces han sido asesinados varios altos cargos militares.

La fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional (TPI), Fatou Bensouda, ha anunciado la apertura de un examen preliminar sobre los casos de violencia registrados en el último año en Burundi con vistas a decidir si se inicia una investigación oficial y se procesa a los responsables.

Para leer más