Actualizado 25/05/2015 19:31 CET

La oposición burundesa boicotea el diálogo con el Gobierno

BUYUMBURA, 25 May. (Reuters/EP) -

La oposición burundesa ha boicoteado este lunes las conversaciones de paz con el Gobierno de Pierre Nkurunziza para poner fin a un mes de crisis política, en señal de protesta por el reciente asesinato de uno de sus dirigentes.

Algunos grupos opositores se retiraron de las negociaciones con el Ejecutivo el domingo y otros muchos han seguido su ejemplo este lunes, tal y como ha confirmado a Reuters el portavoz presidencial Gervais Abayeho.

"El Gobierno sigue abierto a las conversaciones y confío en que la oposición atienda el llamamiento de la comunidad internacional a reanudar las conversaciones para que podamos encontrar una crisis duradera a la crisis actual", ha dicho.

Uno de los activistas que participan en este diálogo ha insistido en que volverán a la mesa de negociaciones cuando el Gobierno permita las manifestaciones pacíficas y cese la represión de las mismas, que hasta ahora se ha traducido en muertes y detenciones.

"La Policía aún sigue disparando contra los manifestantes y los arrestados todavía están en las cárceles", ha criticado Pierre Claver Mbonimpa, presidente de la Asociación para la Protección de los Derechos Humanos de los Detenidos.

Un fotógrafo de Reuters ha informado de que este lunes en el convulso distrito capitalino de Citiboke, entre 200 y 300 manifestantes han lanzado piedras contra la Policía, que ha realizado disparos al aire y ha usado gas lacrimógeno.

"Estamos en contra del tercer mandato. Todos los asesinatos cometidos por la Policía deben parar", ha dicho uno de los manifestantes en Kirundi, otro suburbio de Buyumbura que se ha convertido en escenario habitual de protestas.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha instado a los líderes burundeses a "hacer frente a la actual crisis política con el más alto sentido de la responsabilidad y poner la paz y la reconciliación por encima de los intereses partidistas".

En la misma línea, el presidente chadiano, Idriss Deby, hablando desde un foro económico de África Central celebrado este lunes, ha urgido a Nkurunziza y "a toda la clase política burundesa a seguir el camino del diálogo.

CRISIS EN BURUNDI

La crisis política se desató cuando Nkurunziza reveló sus planes de conseguir un tercer mandato consecutivo en las próximas elecciones presidenciales, algo que --según la oposición-- viola el límite constitucional.

Cientos de manifestantes se echaron a las calles de Buyumbura para disuadir a Nkurunziza, pero lejos de conseguirlo provocaron una dura respuesta por parte del Gobierno que ha dejado al menos una veintena de muertos.

La escalada de tensión alcanzó su punto álgido el 13 de mayo, cuando el general Godefroid Niyombaré dio un golpe de Estado con el apoyo de altos cargos militares y de la Policía para frenar las aspiraciones políticas de Nkurunziza.

Sin embargo, el Gobierno consiguió frenar la intentona y las protestas y la represión de las mismas han continuado. La región teme que Burundi caiga en una nueva guerra civil, después de una década de calma en el país africano.

Para leer más