Publicado 21/01/2022 12:24

La oposición ucraniana rechaza las sanciones de EEUU y las califica de "terrorismo político"

Archivo - Imagen de archivo de una bandera de Ucrania
Archivo - Imagen de archivo de una bandera de Ucrania - -/Ukrinform/dpa - Archivo

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El partido ucraniano Plataforma de Oposición-Por la Vida ha condenado este viernes las sanciones impuestas por el gobierno estadounidense contra cuatro ucranianos a los que ha acusado de trabajar para Rusia y las ha calificado como "terrorismo político".

En un comunicado, la formación ha señalado que se trata de un "caso criminal y parcial contra representantes del partido cuyo objetivo es obstruir su labor parlamentaria". "Constituye un acto de terrorismo político internacional que sigue las órdenes del Gobierno ucraniano", han alertado.

Los diputados opositores han señalado así que Estados Unidos y el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, están "atacando a la oposición" en vez de "luchar contra los oligarcas y los funcionarios corruptos" en pleno aumento de la tensión con Rusia.

"No hay dudas de que la introducción de estas sanciones son el resultado de una comunicación cercana y de acuerdos alcanzados por Zelenski y altos cargos estadounidenses, especialmente el secretario de Estado, Antony Blinken, y algunos senadores", recoge el texto.

Para la formación, se trata de un acto que "socava la soberanía ucraniana". "Precisamente porque nuestra lucha es la de la independencia y el enfrentamiento con la idea de que el partido sea gobernado desde el exterior, estas sanciones están dirigidas hacia nosotros", han explicado.

El jueves, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos detalló que las sanciones buscan "socavar y exponer el esfuerzo de desestabilización en curso de Rusia en Ucrania" y matizó que no están relacionadas con las medidas que el país norteamericano y sus aliados preparan para infligir "costes severos" a Moscú ante una eventual invasión de su país vecino.

El Tesoro estadounidense explicó entonces que los cuatro sancionados --Taras Kozak, Oleh Voloshin, Volodimir Oliynik y Vladimir Svkovich-- han jugado diferentes papeles en el marco de "la influencia global de Rusia para desestabilizar países soberanos y apoyar los objetivos políticos del Kremlin".

Dozak y Voloshin son miembros del Parlamento ucraniano y pertenecen al partido dirigido por el prorruso Viktor Medvedchuk, también objeto de sanciones estadounidenses por el mismo asunto.

Por su parte, Oliynik fue un funcionario ucraniano que salió del país para buscar refugio en Rusia y trabajó bajo las órdenes del Servicio de Seguridad Federal de Rusia para reunir información, mientras que Sivkovich fue subsecretario del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania.