Publicado 21/01/2022 16:08

Save the Children pide una solución diplomática para evitar una escalada del conflicto en Ucrania

Archivo - Niños juegan con material distribuido por UNICEF en Donetsk
Archivo - Niños juegan con material distribuido por UNICEF en Donetsk - FILIPPOV/UNICEF - Archivo

Alerta de que ya hay más de 400.000 niños que necesitan ayuda humanitaria

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ONG Save the Children ha pedido este viernes aplicar medidas urgentes para evitar una "peligrosa" escalada militar en Ucrania y ha recordado que los niños del este del país han crecido "en medio de un conflicto durante los últimos ocho años".

En un comunicado, la organización ha pedido una solución diplomática cuanto antes y ha instado a evitar que la vida de miles de niños sean "puestas en peligro". En este sentido, ha señalado que antes de que se produjera la última escalada de tensiones, 2,9 millones de personas, entre ellas 400.000 menores, ya necesitaban asistencia humanitaria.

"A pesar de una serie de acuerdos de alto el fuego firmados entre septiembre de 2015 y julio de 2020, los enfrentamientos han continuado, impidiendo que miles de familias regresen a sus hogares y limitando el acceso de los niños y las niñas a la educación, la atención médica y a otros servicios básicos", ha señalado la ONG.

Así, ha explicado que en las últimas semanas ha habido un "marcado aumento en los riesgos para la vida de la población civil a medida que se trasladan más armas pesadas hacia las zonas fronterizas".

"Con casi 100.000 soldados concentrados en la frontera de Ucrania, nos encontramos al borde de un conflicto creciente que podría afectar a millones de niños y niñas. Si comienza la lucha, independientemente de quién dispare el primer tiro, el conflicto podría descontrolarse, con consecuencias devastadoras para las familias", ha asegurado Andrés Conde, director general de Save the Children.

Según la organización, numerosos niños y niñas ya han sido testigos o experimentado actos de violencia durante estos ocho años de conflicto. "Algunos muestran signos de angustia significativa o tienen problemas para dormir, mientras que a otros cualquier ruido fuerte o un hombre con un arma les recuerda la violencia que han experimentado o han huido", recoge el texto.

La organización ha expresado su "profunda preocupación" por la situación que atraviesan los menores, que podrían verse nuevamente atrapados por la violencia. "Debe hacerse todo lo posible para encontrar una solución diplomática y evitar una guerra catastrófica. La infancia debe estar protegida de todo daño en todo momento", ha afirmado Conde.

Más información