Actualizado 19/04/2007 21:46 CET

O.Próximo.- Abdalá II emplaza a Israel a aceptar la iniciativa de paz saudí como base para las negociones de paz

JERUSALÉN, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El monarca jordano Abdalá II emplazó de nuevo hoy a Israel a aceptar la iniciativa de paz saudí como base para las negociaciones de paz en Oriente Próximo, elaborada en 2002 por Arabia Saudí con el apoyo de los países árabes.

"Israel debe adoptar el plan árabe como base para las negociaciones y no deben perder la oportunidad de ser reconocidos por todos los Estados de la región y convertirse efectivamente en parte de la región", aseguró Abdalá II durante una reunión con parlamentarios israelíes, incluida la actual presidenta de la Knesset, Dalia Itzik.

A los parlamentarios israelíes trasladó el monarca su "preocupación" por las futuras generaciones, e insistió en que ha hecho de su lucha "influenciar a la población en Israel" en este sentido.

En un comunicado oficial, se incide en que la delegación parlamentaria israelí responde a una visita oficial de Jordania enmarcada en la actividad diplomática jordana para impulsar y renovar los esfuerzos que contribuyan a sellar la paz, siguiendo la iniciativa de paz saudí, entre palestinos e israelíes.

Por su parte, la ministra de Asuntos Exteriores israelí, Tzipi Livni, instó hoy a la Liga Árabe a "mostrar flexibilidad" en relación al plan saudí, ampliando las negociaciones sin imponer condiciones, a fin, dijo, de "reforzar los pasos positivos que Israel impulsa".

En este sentido, manifestó la disponibilidad de Israel de reunirse con el grupo de trabajo de la Liga Árabe, compuesto por representantes de Egipto y Jordania, los dos países encargados de allanar el terreno para que Israel dé su visto bueno a negociar el plan saudí, aunque incidió en su deseo de que todos los países árabes que todavía no han firmado la paz con Israel estén implicados en las negociaciones desde el principio.

"Israel, por su parte, está abierto al diálogo", aseguró Livni durante una reunión a puerta cerrada con el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, poco antes de partir éste a Bagdad. "Aquellos países árabes con los que no tenemos relaciones podrían ser parte del proceso desde el principio, en vez de poner condiciones", explicó Livni, según un comunicado emitido por su Ministerio.

"La cuestión palestina debe y avanzará de forma bilateral", incidió Livni a Gates. "La Liga Árabe puede apoyar el proceso mostrando flexibilidad que beneficiará a los palestinos", agregó.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Sean McCormack, admitió que Washington ha "hablado sobre él (el plan saudí) durante un tiempo" con las autoridades israelíes, especialmente sobre "el hecho de que, por supuesto, nos gustaría ver una iniciativa en la que hay más participantes en algún diálogo directo y debate con Israel".

Preguntado por su postura sobre si los saudíes deberían estar implicados junto a jordanos y egipcios en las negociaciones con Israel, McCormack aseguró que es decisión de los saudíes, pero subrayó que la propuesta fue relanzada durante una reunión en Riad. "El ritmo de cualquier compromiso entre las autoridades saudíes, entre Arabia Saudí e Israel, va a ser una decisión que ambas partes deberán tomar", aseguró.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores saudí, Saud al Faisal, aseguró no saber cuándo se producirán los nuevos contactos entre Egipto, Jordania e Israel, aunque vaticinó que sería "pronto, puede ser mañana o en una semana, depende de Egipto y Jordania dar el paso".

La Liga Árabe tiene intención de acercarse a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido), además de con los representantes del Cuarteto de Madrid para Oriente Próximo, formado por Estados Unidos, ONU, UE y Rusia, en un intento por reavivar el proceso de paz en Oriente Próximo.