La OTAN evita criticar salida unilateral de EEUU del pacto nuclear y acusa a Rusia de incumplirlo

Jens Stoltenberg
REUTERS / MOHAMMAD ISMAIL - Archivo
Actualizado 24/10/2018 10:48:14 CET

Stoltenberg descarta que los aliados desplieguen más armas nucleares en Europa en respuesta al nuevo misil ruso

BRUSELAS, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha evitado este miércoles criticar abiertamente la salida unilateral del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) por parte de EEUU y ha acusado a Rusia de incumplirlo.

"No queremos una nueva Guerra Fría. No queremos una nueva carrera armamentística", ha asegurado el noruego en rueda de prensa en la OTAN, al ser preguntado por el anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, de que EEUU se retirará del pacto por las violaciones rusas y desarrollará un sistema para equiparar el misil ruso. Moscú ya ha advertido de que responderá con "medidas miliares" si Washington se sale del pacto de forma unilateral.

Stoltenberg ha defendido que el tratado INF, sellado entre EEUU y Rusia en 1987, fue "un hito" porque permitió abolir todos los misiles nucleares de alcance corto y medio pero ha dejado claro que "el problema del Tratado INF es que solo lo respeta una parte" y que los aliados están de acuerdo en que EEUU respeta "plenamente" el tratado.

"El tratado no puede ser eficaz, funcionar si sólo lo respeta una parte", ha zanjado, recordando que los aliados, de forma repetida. "Esto es una preocupación muy seria", ha avisado el noruego, que ha recordado que los aliados vienen pidiendo a Rusia "desde hace años" que cumpla el tratado "de forma transparente y verificable".

Así, ha recordado que los aliados han expresado, en reiteradas ocasiones, sus "preocupaciones" a Rusia por su nuevo sistema de misiles SSC8, cuyo desarrollo ha admitido "ahora" Moscú y entienden que "la explicación más plausible es que Rusia está en violación del Tratado".

Los embajadores de los 29 aliados mantendrán consultas este miércoles en el marco de la reunión del Consejo del Atlántico Norte para evaluar las consecuencias de una ruptura del pacto, según han avanzado fuentes aliadas, que han precisado que ningún país ha reclamado consultas a la luz del capítulo a la luz del capítulo IV del Tratado de Washington, que permite a los aliados mantenerlas en caso de riesgo para la seguridad de algunos de ellos.

Una delegación del Gobierno estadounidense se desplazará de Washington asimismo para informar a los aliados sobre los próximos pasos, han precisado fuentes diplomáticas.

"No preveo que los aliados desplieguen más armas nucleares en Europa como respuesta al nuevo misil ruso, pero veo una necesidad, y es lo que está en marcha ahora, de evaluar en la OTAN las implicaciones del nuevo misil ruso para nuestra seguridad", ha explicado Stoltenberg, que ha confirmado que los aliados abordarán "esta semana" la cuestión en la reunión del Consejo del Atlántico Norte, máximo órgano de decisión de la Alianza que reúne a los embajadores de los 29.

Al ser preguntado si temen que la ruptura del INF perjudique a la renovación del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, sellado entre EEUU y Rusia y que expira a finales de 2020, Stoltenberg ha confiado en que ambas partes "encuentren una solución" para mantener el acuerdo a partir de 2021 porque "el control de armas es una manera de evitar una nueva carrera armamentística", algo especialmente "importante" en el caso de las armas nucleares.

Stoltenberg ha admitido que la OTAN y Rusia están discutiendo "convocar" una nueva reunión del Consejo OTAN-Rusia pero ha aclarado que todavía no han acordado la fecha y ha evitado anticipar si abordarán el tratado nuclear en la cita. Eso sí, ha vuelto a insistir en la importancia de la transparencia respecto a las actividades militares de la otra parte y evitar "situaciones peligrosas" que son "un problema para todos".