Publicado 21/01/2020 18:20CET

La OTAN se ofrece a la UE para reorientar la 'Operación Sophia' en Libia

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, interviene en la comisión de Exteriores de la Eurocámara
Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, interviene en la comisión de Exteriores de la Eurocámara - -/NATO/dpa

BRUSELAS, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha ofrecido este martes los recursos de la Alianza para reorientar la 'Operación Sophia' en Libia, después de que la UE haya planteado reenfocar la misión europea de seguridad en las costas libias para que se encargue de garantizar el embargo de armas decretado por la ONU.

En una intervención ante la comisión de Exteriores del Parlamento europeo, el dirigente noruego ha puesto de manifiesto que la OTAN puede colaborar con la UE en la crisis de Libia. "La OTAN ha proporcionado apoyo a la 'Operación Sophia' y podemos hacer más si así lo solicita el Parlamento europeo para ejecutar el embargo en Libia", ha insistido sobre la operación naval de la UE en el Mediterráneo.

De esta forma, Stoltenberg recoge el guante lanzado por el Alto Representante de la UE, Josep Borrell, con su plan de reorientar 'Sophia' para que específicamente se centre en asegurar el embargo. La idea de Borrell es que la misión se reenfoque en este control de armas y que esto, unido a un alto el fuego permanente, permita aliviar las tensiones en Libia. La misión de seguridad de la UE se inició en 2015 con el fin de frenar a las mafias que traficaban con migrantes, aunque en la actualidad permanece aparcada por la falta de compromiso por parte de Italia.

Este lunes el jefe de la diplomacia europea admitió que retomar la 'Operación Sophia' exigirá instrumentos aéreos y de satélite que van más allá de esa misión. Es ahí precisamente donde Stoltenberg señala un nicho para colaborar con los Veintiocho, a la luz de que una misión de control exige recursos técnicos y materiales.

"Libia muestra como la UE y la OTAN pueden colaborar", ha subrayado, recordando que en 2011 una serie de países liderados por Francia y Reino Unido actuaron en Libia contra Muamar Gadafi en una operación europea, que a la postre tuvo que pedir cobertura a la Alianza ante las complejidad que entrañaba.

DEBILITAR LA OTAN, ES DEBILITAR A EUROPA

Durante su alocución, Stoltenberg ha dedicado una firme defensa a la cooperación entre la Alianza y las instituciones comunitarias, pidiendo no debilitar el vínculo transatlántico, tras las críticas vertidas por dirigentes como el presidente galo, Emmanuel Macron, que aseguró que la OTAN está en muerte cerebral.

Para el secretario general atlántico, los socios pueden tener grandes diferencias en materia de comercio o cambio climático, pero "intereses comunes" en cuestiones como la seguridad. Por ello ha llamado a reforzar el vínculo pese a las diferencias. "Tenemos que estar juntos. Yo soy europeo y creo firmemente en la UE, pero no como alternativa a la familia transantlática sino como parte de ella", ha explicado el líder escandinavo.

Es más, ante la inminente salida de Reino Unido de la UE, ha defendido que la OTAN puede convertirse en una "plataforma política" de acercamiento entre Londres y las capitales europeas en el nuevo escenario.

OPERACIONES DE COMBATE

Stoltenberg ha defendido ante la Eurocámara su enfoque de evitar entrar en operaciones de combate, apuntando a la necesidad de que la lucha en el terreno puedan realizarla fuerzas locales. Así ha llamado a no abandonar regiones como Irak donde ha alertado que "no se ha ganado la batalla" contra Estado Islámico. A su juicio, el repliegue del grupo terrorista es el mejor ejemplo de la cooperación entre los socios norteamericanos y los europeos.

"No queremos más operaciones de combate, sino estamos viendo cómo evitar más operaciones. Lo que sucede es que si no actuamos ahora, puede que tengamos que entrar a actuar en Irak", ha avisado.

Por ello, ha apuntado que para evitar una nueva operación militar extranjera en Irak, la OTAN "tiene que entrar y formar fuerzas". "Pasar de las instituciones a la formación", ha indicado, y aunque el secretario general considera que la coalición global "puede y debe hacer más", también entiende que estos esfuerzos tienen que centrarse en el adiestramiento militar.

De esta forma, en un futuro serán los efectivos locales los que puedan responsabilizarse de la lucha contra el terrorismo, algo que Stoltenberg apunta como un objetivo para el planteamiento en seguridad a largo plazo. "La prevención es mejor que grandes operaciones de combate", ha zanjado.

Para leer más