Países Bajos envía cinco cazas F-16 a Rumanía para entrenar a pilotos ucranianos

Archivo - Avión de combate F-16 de las Fuerzas Armadas de Países Bajos
Archivo - Avión de combate F-16 de las Fuerzas Armadas de Países Bajos - Europa Press/Contacto/C. Van Grinsven - Archivo
Actualizado: martes, 7 noviembre 2023 17:48

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

Zelenski agradece el envío de F-16 y señala que Países Bajos "lidera el camino en el apoyo a Ucrania"

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Defensa de Países Bajos ha informado este martes de que cinco aviones de combate F-16 han sido enviados rumbo al Centro Europeo de Entrenamiento F-16 (EFTC, por sus siglas en inglés) de Rumanía para la formación de pilotos ucranianos y rumanos.

Las autoridades neerlandesas tienen el objetivo de enviar a estas instalaciones entre 12 y 18 cazas F-16, que en todo momento seguirán siendo "propiedad de Países Bajos", según ha detallado la cartera de Defensa en un comunicado.

"Junto con Dinamarca y con el apoyo de Estados Unidos, Países Bajos está a cargo de coordinar los esfuerzos europeos para la capacitación de F-16 para Ucrania", afirma.

El EFTC comenzará "próximamente" a entrenar a los pilotos ucranianos, y sus maniobras de instrucción se llevaran a cabo en todo momento en espacio aéreo de países de la OTAN.

Por su parte, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha trasladado en sus redes sociales su agradecimiento a su homólogo neerlandés, Mark Rutte, de quien considera "lidera el camino en el apoyo a Ucrania".

"Hoy se marca un hito: cinco F-16 neerlandeses ya han llegado al centro de entrenamiento de Rumanía. Seguimos trabajando juntos para dar la bienvenida a los F-16 a los cielos ucranianos lo antes posible", ha manifestado el jefe de Estado ucraniano.

Por el momento no está claro el momento en que Ucrania pueda hacer uso de aviones de combate en el frente de la guerra en el país, iniciada tras la invasión rusa de febrero de 2022. El entrenamiento de pilotos se estima que dure en torno a seis meses, recoge DPA.

Una vez que las autoridades ucranianas lograron que sus países socios enviaran carros de combate, Kiev centró sus exigencias en aviones de combate para poder hacer frente por el aire a la aviación rusa.

La mayoría de aliados se mostraron en contra de suministrar estas capacidades a Ucrania, aunque sí accedieron a formar a militares ucranianos en el manejo de cazas occidentales.