Publicado 03/08/2022 19:53

Países Bajos reconoce oficialmente la escasez de agua, aunque por el momento no aplica restricciones

Archivo - Calles de Ámsterdam, en Países Bajos, durante el verano
Archivo - Calles de Ámsterdam, en Países Bajos, durante el verano - FETZE WEERSTRA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Países Bajos ha reconocido oficialmente este miércoles la escasez de agua en el país y, aunque por el momento no ha anunciado medidas restrictivas, no ha descartado avanzar en esa dirección si la sequía continúa.

El ministro de Infraestructura, Mark Habers, ha señalado que la situación que atraviesa el país es de tal magnitud que es necesario adoptar una perspectiva nacional, por lo que el Equipo de Gestión de Escasez de Agua tomará las competencias de las autoridades locales y regionales al respecto.

"La sequía persistente hace que haya una demanda nacional de agua mayor a la que ingresa a nuestro país por lluvias y ríos. Se espera que esto continúe durante algún tiempo, lo que significa que pueden seguir nuevas medidas en las próximas semanas para distribuir el agua", ha señalado el Gobierno central en un comunicado.

En este sentido, Habers ha hecho un llamamiento a la población para que sea consciente de la situación y ha pedido "pensárselo dos veces antes de lavar el coche o llenar por completo la piscina". "Países Bajos es un país de agua, pero aquí también el agua es preciada", ha dicho.

El Ejecutivo ha conformado un grupo especial, conformado por funcionarios del Gobierno y de la junta de agua, empresas suministradoras y las administraciones provinciales, que será el encargado ahora de tomar decisiones concretas de cara al futuro.

El principal objetivo será asegurarse de que los embalses y diques no se vean más afectados aún por la sequía y que no se den daños irreversibles en las reservas naturales, a la par que se garantiza el suministro de agua potable para toda la población.

Esta es la quinta ocasión en lo que va de siglo en que Países Bajos atraviesa una sequía, si bien está siendo la más severa desde el año 2003, cuando el Gobierno se vio obligado a declarar el 'nivel 3' de alerta, que establece una situación de crisis a nivel nacional.

Ahora Países Bajos se encuentra en 'nivel 2', aunque los vaticinios de las autoridades meteorológicas no son alentadoras, pues han advertido de que hasta la segunda mitad del mes de agosto no se prevé una probabilidad de lluvia mayor al 50 por ciento.

Contador

Más información