Papeleras.- Cientos de argentinos cruzan la frontera para manifestarse contra Botnia

Actualizado 03/09/2007 1:16:15 CET

FRAY BENTOS (URUGUAY), 2 Sep. (EP/AP) -

Centenares de argentinos de Gualeguaychú se concentraron hoy cerca de la ciudad uruguaya de Fray Bentos para manifestarse pacíficamente contra la instalación de una fábrica de celulosa de la empresa finlandesa Botnia, porque consideran que contaminará la zona.

Ana Costa, de la Asamblea de Gualeguaychú, afirmó en su discurso que no van permitir que Botnia se instale, pese a los que los trabajos de la planta están muy avanzados. Por su parte, una ecologista uruguaya, Delia Villalba, pidió al Gobierno de su país "no arrodillarse ante el capital salvaje".

Los manifestantes, unos 800 personas según datos de la aduana uruguaya que registró su ingreso en el país, se concentraron en la carretera a la salida del puente San Martín, que conecta ambos países sobre el río Uruguay.

Una vez leída la proclama a tan sólo un kilómetro de la planta de Botnia, se retiraron en completa normalidad de regreso hacia el puente.

Luis Zamora, ex diputado argentino del Movimiento al Socialismo, que ahora dice pertenecer a un sector llamado Audeterminación y Libertad, declaró a la prensa que la protesta implica un rechazo a los Gobiernos de Uruguay y Argentina, a los que acusó de reunirse "en secreto, mientras nosotros venimos a intentar dialogar con el pueblo uruguayo".

Mientras, Adolfo Weinberg, quien propuso levantar un muro simbólico en el acceso argentino al puente General San Martín, que conecta Gualeguaychú con Fray Bentos, acusó a los gobiernos de Uruguay y Argentina "de permitir el saqueo por parte de los extranjeros de nuestras riquezas".

María Rosa Rodríguez, una vecina de Gualeguaychú, llevaba una mascarilla --al igual que muchos otros manifestantes argentinos--. "Tengo miedo a la contaminación", explicó.

Un grupo de manifestantes se dirigió a la alambrada que rodea a la planta, pero la policía se hizo presente y la situación no pasó a mayores.

Washington Abdala, diputado uruguayo del opositor Partido Colorado, también presente en la manifestación, en la carretera, dijo a AP que la protesta le crea "una inquietud muy dolorosa y es una situación inédita para Uruguay y Fray Bentos", al tiempo que se pronunció a favor del cierre de la frontera "basándose en la constitución uruguaya".

Sostuvo que "ahora se debe analizar dentro del campo del derecho internacional esta situación que no existe en ningún lugar del mundo". "Es una agresión innecesaria con responsabilidades del gobierno argentino y de la diplomacia uruguaya", indicó.

El puente internacional se abrió hoy para permitir la manifestación de los ecologistas argentinos después de haber permanecido cerrado durante meses, bloqueado por los militantes de la asamblea de Gualeguaychú, quienes apelan al potencial contaminante de la planta instalada en lado uruguayo. Tanto el Gobierno uruguayo como Botnia niegan esta posibilidad por la tecnología que usará la fábrica.

Este conflicto está en la raíz de la peor confrontación diplomática entre los gobiernos rioplatenses y se dilucida en la Corte Internacional de Justicia de La Haya y España está realizando tareas de facilitación de diálogo mediante el Embajador José Antonio Yáñez Barnuevo, a petición del Rey Juan Carlos.