Actualizado 07/05/2020 10:44:59 +00:00 CET

El Parlamento de Irak aprueba el Gobierno de Al Kazemi, el primer ministro designado

Una protesta en la capital de Irak, Bagdad, contra el antiguo jefe de los servicios de Inteligencia Mostafá al Kazemi, nombrado como primer ministro designado para la formación del nuevo Gobierno
Una protesta en la capital de Irak, Bagdad, contra el antiguo jefe de los servicios de Inteligencia Mostafá al Kazemi, nombrado como primer ministro designado para la formación del nuevo Gobierno - Ameer Al Mohammedaw/dpa


Estados Unidos y la ONU ofrecen su respaldo al nuevo dirigente ante los desafíos que tiene por delante

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El Parlamento de Irak ha aprobado este jueves el Gobierno del primer ministro designado del país, Mostafá al Kazemi, lo que pone fin al mandato interino de Adel Abdul Mahdi, que dimitió a finales de noviembre a raíz de las protestas.

En concreto, la cámara ha aprobado 15 de los ministros presentados por Al Kazemi y ha pospuesto la votación de los ministros de Exteriores y Petróleo, según ha informado la agencia de noticias iraquí NINA.

"Mi Gabinete ha ganado el apoyo del Parlamento y trabajará para ganar la confianza y el apoyo del pueblo iraquí", ha indicado Al Kazemi tras la votación mediante su cuenta de Twitter, donde también ha mostrado su agradecimiento a las personas que han trabajado en la formación del Gobierno.

De forma paralela, ha urgido "a todos los actores políticos" a "reunirse en torno a un programa nacional para servir a los intereses de Irak".

Por su parte, Abdul Mahdi ha deseado lo mejor al nuevo jefe de Gobierno y ha hecho un llamamiento a todos los iraquíes a "apoyarle por todos los medios y asistirle para que el país pueda superar las circunstancias difíciles y complicadas" en las que se encuentra.

APOYO DE EEUU

Por su parte, el Departamento de Estado de Estados Unidos ha comunicado que el secretario, Mike Pompeo, ha mantenido una conversación telefónica con Al Kazemi en la que ha aplaudido la aprobación de su Gobierno.

Asimismo, han discutido acerca del Gobierno iraquí, la implementación de reformas, la lucha contra la Covid-19 y contra la corrupción, según un comunicado de la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus.

Por otra parte, como "apoyo al nuevo Gobierno", Estados Unidos proporcionará a Irak una "exención" para que importe electricidad durante 120 días "como muestra" de su "deseo de ayudar a proporcionar las condiciones adecuadas para el éxito" del nuevo Ejecutivo.

Pompeo y Al Kazemi también han discutido sobre el próximo "diálogo estratégico" entre ambos países y sobre "cómo esperan trabajar juntos para proporcionar al pueblo iraquí la prosperidad y la seguridad que se merece".

La representante especial de la ONU en Irak, Jeanine Hennis-Plasschaert, también ha celebrado la confirmación de Al Kazemi y ha instado a completar lo antes posible la composición de su gabinete ante los desafíos que tiene por delante, incluido el coronavirus.

"Hacer frente a la crisis económica, a la que se suma la pandemia de Covid-19 y la caída de los precios del petróleo, es la prioridad número uno", ha subrayado en un comunicado, si bien el nuevo Gobierno también tendrá que abordar otras cuestiones como la falta de servicios públicos, la corrupción o el sistema de justicia y rendición de cuentas.

"El nuevo Gobierno iraquí debe avanzar para lograr un cambio significativo. Los desafíos son muchos, como lo son las oportunidades", ha destacado la representante, subrayando que la ONU está dispuesta a ayudar a Al Kazemi en esa tarea, "trabajando en asociación con los iraquíes para construir un futuro próspero y estable para su país".

CRISIS POLÍTICA EN IRAK

Al Kazemi se convirtió el 9 de abril en el tercer nominado como primer ministro designado, tras la dimisión de Adnan al Zurfi, quien no consiguió un consenso en el Parlamento para votar su propuesta de Ejecutivo.

Al Zurfi, quien recibió el encargo en marzo después de que Mohamed Allaui no fuera tampoco capaz de ensamblar un Ejecutivo, citó "razones internas y externas" sin especificar para argumentar su dimisión.

Poco después, el presidente iraquí, Barham Salí, anunció el nombramiento del hasta entonces jefe de los servicios de Inteligencia como primer ministro designado y destacó que el nombramiento contaba con un amplio consenso en el espectro político, si bien se sucedieron protestas en Irak para rechazar la decisión del mandatario.

Irak se encuentra sumido en una grave crisis política y social a raíz de las protestas iniciadas en 2019 y que derivaron a finales de noviembre en la dimisión de quien por aquel entonces era primer ministro, Adel Abdul Mahdi.

Las movilizaciones contra la élite gobernante siguieron en las calles y a principios de febrero Salí encomendó a Mohamed Allaui la formación de gobierno para intentar poner fin a la crisis.

Allaui tuvo hasta el 2 de marzo para completar la tarea, a la que finalmente renunció por los constantes desencuentros entre las distintas fuerzas políticas a la hora de conformar un Ejecutivo.

Cientos de personas han perdido la vida en el marco de las protestas, en su mayoría por la actuación de las fuerzas de seguridad y diversas milicias pro gubernamentales, tal y como han denunciado numerosas ONG desde el inicio de las movilizaciones.

Para leer más