10 de abril de 2020
 
Publicado 24/02/2020 21:19:01 +01:00CET

Las partes enfrentadas en Libia dicen que no acudirán a los contactos políticos previstos para el miércoles en Ginebra

El primer ministro del gobierno de unidad de Libia, Fayez Serraj
El primer ministro del gobierno de unidad de Libia, Fayez Serraj - Cia Pak/UN General Assembly/dpa - Archivo

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los dos gobiernos enfrentados en Libia han anunciado este lunes que no participarán en la ronda de contactos políticos prevista para este miércoles en la ciudad suiza de Ginebra, horas después de que sus delegaciones militares acordaran pactaran un borrador de alto el fuego.

El jefe del Alto Consejo de Estado, Jalid al Mishri, ha reclamado a la Misión de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) que suspenda las conversaciones políticas hasta que haya avances de importancia en la vía militar.

Así, ha sostenido que si la UNSMIL insiste en mantener las conversaciones militares antes de que los contactos a nivel político hayan dado resultados, el gobierno de unidad no se verá vinculado al proceso, según ha informado el diario 'The Libya Observer'.

Por su parte, el Parlamento asentado en el este del país ha afirmado que suspende su participación hasta que la UNSMIL apruebe la totalidad de sus representantes en el proceso, antes de pedir a sus miembros que abandonen Ginebra.

El vicepresidente de la Cámara de Representantes, Ahmid Humá, ha presentado además una serie de reclamaciones de cara al reinicio de los contactos, incluido el desmantelamiento de los "grupos terroristas" que controlan la capital, tal y como ha recogido la cadena 218TV.

Durante la jornada, las partes habían acordado un borrador de alto el fuego, aunque dicho documento aún está pendiente de una valoración más en detalle por las distintas autoridades del país norteafricano, tal y como ha desvelado la UNSMIL.

La UNSMIL y las dos partes enfrentadas "han preparado un borrador de acuerdo de alto el fuego" que permitiría "el retorno seguro de los civiles" y cuya aplicación sería supervisada tanto por la propia misión como por la Comisión Militar, en el marco de un mecanismo conjunto.

"Las dos partes han acordado presentar el borrador a sus respectivos líderes para más consultas", paso previo a una nueva reunión que tendría lugar ya en marzo y en la que se comenzarían a redactar los detalles exactos del hipotético alto el fuego.

Hasta entonces, la UNSMIL espera que tanto el Gobierno de unidad como las fuerzas de Haftar respeten "totalmente" la tregua que ya está en vigor y garanticen la protección tanto de ciudadanos como infraestructuras civiles.

TRES VÍAS DE CONTACTO

Los contactos a nivel militar son una de las tres vías de contactos entre ambas partes --la vía económica ya está en marcha y la política tenía previsto empezar este miércoles-- a raíz de la conferencia celebrada en enero en Berlín.

Las conclusiones de Berlín que incluyen un compromiso con el embargo de armas al país y el apoyo a los esfuerzos del jefe de la UNSMIL, Ghasán Salamé, para impulsar un diálogo nacional para poner fin al conflicto, fueron respaldadas por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

El texto, redactado por Reino Unido y aprobado con catorce votos a favor de un total de 15 porque Rusia se abstuvo, pide a las partes que se comprometan con un "alto el fuego permanente en Libia, a la primera oportunidad, sin condiciones previas".

El conflicto se recrudeció en abril de 2019, cuando las fuerzas encabezadas por el mariscal de campo Jalifa Haftar, leal a las autoridades asentadas en el este del país, pusieron en marcha una ofensiva para hacerse con Trípoli, donde tiene su sede el gobierno de unidad.

Además, Haftar anunció a mediados de diciembre el inicio de la "batalla final" y la "hora cero" por Trípoli y ordenó a sus fuerzas avanzar hacia la ciudad. En este contexto, sus fuerzas tomaron por sorpresa a principios de enero la ciudad de Sirte, en un duro golpe al gobierno de unidad.

Para leer más