El partido del Gobierno armenio sugiere que votará para convertir en primer ministro al líder opositor

El líder de la oposición armenia, Nikol Pashinian
REUTERS / GLEB GARANICH
Publicado 03/05/2018 12:19:28CET

Dice que apoyará al candidato que se presente el martes a la votación parlamentaria con el respaldo de un tercio de diputados

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El líder del grupo parlamentario del partido del Gobierno de Armenia, Vahram Baghdasarian, ha asegurado que su formación votará a favor del candidato a primer ministro que sea propuesto por un tercio de los diputados para la votación que celebrará el 8 de mayo la Asamblea Nacional, una candidatura que se prevé que asuma el líder opositor, Nikol Pashinian.

El bloque opositor Yelq, liderado por Pashinian, ya ha avanzado que volverá a proponerle como candidato a primer ministro y para lograr que su candidatura sea votada en la cámara tiene que está respaldada por al menos un tercio de los parlamentarios, un apoyo que ya tiene asegurado, teniendo en cuenta que en la primera votación celebrada el 1 de mayo Pashinian tuvo el voto a favor de 45 parlamentarios de un total de 105.

Baghdasarian ha explicado que la formación gubernamental, el Partido Republicano de Armenia (PRA), va a votar al candidato que sea propuesto con el respaldo de un tercio de los diputados, lo que previsiblemente se traducirá en su apoyo a Pashinian.

"Armenia tendrá un primer ministro elegido como establece la Constitución. El PRA no nominará su propio candidato. El PRA apoyará al candidato nominado por un tercio de los diputados", ha afirmado el jefe del grupo parlamentario del PRA, según informa la agencia de noticias local Arka.

Para ser elegido jefe de Gobierno, Pashinian, que se perfila de nuevo como único candidato para el cargo, tiene que contar con el respaldo de al menos 53 de los 105 diputados que integran la Asamblea Nacional armenia. En la primera votación, celebrada el 1 de mayo, el líder opositor se quedó con 45 sufragios a favor y 56 en contra, por lo que no fue elegido primer ministro. Si finalmente cuenta con el apoyo del partido gubernamental, su candidatura saldrá elegida y se convertirá en el nuevo jefe del Ejecutivo.

Baghdasarian ha afirmado que hay que tener en cuenta la necesidad de que el país recuperar la normalidad "tan pronto como sea posible" y ha recalcado que su partido se compromete a que Armenia "tenga un primer ministro elegido el 8 de mayo".

El líder del grupo parlamentario del partido gubernamental ha pedido a los manifestantes que lidera Pashinian que dejen de bloquear carreteras y edificios oficiales y que cesen de difundir propaganda que promueve la intolerancia.

El miércoles, el líder opositor armenio pidió a sus seguidores un día de descanso de las protestas para dar margen al partido del Ejecutivo a decidir si está dispuesto a apoyarle en la votación parlamentaria que tendrá lugar el 8 de mayo. Este jueves, su grupo parlamentario ha comenzado la recogida de firmas para proponer a Pashinian como candidato a primer ministro en la votación del próximo martes.

De acuerdo con la Constitución de Armenia, si el primer ministro no es elegido en la primera votación, se debe celebrar una nueva votación siete días después. Si también fracasa la segunda votación, la Asamblea Nacional quedará disuelta y se convocarán nuevas elecciones parlamentarias.

Armenia vive sumida en una grave crisis política desde que el expresidente Serzh Sargsian anunció que se presentaría como candidato a primer ministro, un nuevo cargo nacido de la reforma constitucional de 2015 que él impulso y que es el más importante del nuevo sistema político por las competencias ejecutivas que acumula.

Una semana después de ser nombrado por el Parlamento, Sargsian se vio obligado a presentar su renuncia el 23 de abril por la presión de las manifestaciones lideradas por Pashinian en el marco de lo que el líder opositor ha definido como una "revolución de terciopelo pacífica".

Tras la dimisión de Sargsian, fue nombrado primer ministro interino Karen Karapetian, que en un primer momento se resistió a las exigencias de Pashinian para aceptarle como candidato a jefe del Gobierno y que en los últimos días ha cedido en sus posiciones.

Pashinian ha estado reclamando su nombramiento como jefe del Ejecutivo para conformar un gobierno interino que afronte los principales problemas del país y convoque un proceso de elecciones democráticas.