Publicado 02/07/2016 02:13CET

Pérez Corradi quiere que le extraditen a Argentina porque teme que le maten en Paraguay

Corradi
REUTERS

BUENOS AIRES, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Ibar Pérez Corradi, detenido recientemente en Paraguay, ha denunciado que quiere ser extraditado a Argentina, donde se había alzado como el prófugo más buscado del país, porque tiene información que apunta a que alguien tendría intención de matarle en Paraguay.

El pasado 20 de junio, uno de sus abogados aseguró que Pérez Corradi quería ser extraditado a su país natal con el fin de dar explicaciones por los cargos que se le imputan. Ahora, en una carta entregada a la Justicia paraguaya, el argentino ha explicado que tiene "conocimiento" de que existen "contratos" para matarle.

"En virtud del peligro que me ocasiona mi detención, deseo estar bajo la órbita de juzgado federal (de Argentina), ya que tengo conocimiento de contratos para matarme", escribe, de su puño y letra, en la misiva, recogida por 'Clarín'.

El detenido también solicita, en el mismo texto, que se le incorpore "dentro del sistema de protección de víctimas y testigos" de Argentina, y que este proceso se extienda también a su "actual mujer" y a sus hijos.

En este contexto, su abogado ha insistido en que Pérez Corradi aportará toda la información de que dispone sobre los casos que se le imputan. "Ya cumplió una parte de lo que le pidieron acá y es un claro ejemplo de lo que va a hacer también cuando llegue a la Argentina. Va a aportar pruebas suficientes para demostrar su inocencia con respecto a los cargos que le están siguiendo allá", ha explicado.

Es la segunda vez que Pérez Corradi pide su extradición, después de haberse negado en una ocasión a ser juzgado en su país natal. Su defensa sostiene que este último cambio de parecer se atribuye a las garantías recibidas de que tendrá seguridad y se someterá a un trato justo.

Pérez Corradi está involucrado en el tráfico ilegal de efedrina, y vinculado por varios testigos a la supuesta trama de negocios y relaciones del exjefe de Gabinete Aníbal Fernández.

Está condenado por el asesinato de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina en 2008, un crimen por la que ya cumplen cadena perpetua los hermanos Martín y Cristian Lanatta y los hermanos Víctor y Marcelo Schillaci. Las víctimas eran rivales de Pérez Corradi en el tráfico de efedrina.

Los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci se fugaron el 27 de diciembre de la cárcel de General Alvear y protagonizaron una espectacular oleada delictiva entre Buenos Aires y Santa Fe, hasta que finalmente fueron detenidos en la localidad de Cayastá. Tras ese incidente, el Gobierno elevó la recompensa a dos millones de pesos por la detención de Pérez Corradi.

Para leer más