Periodistas denuncian "persecución y ataques" por parte de la Policía de Georgia durante las protestas

Archivo - Imagen de archivo de una protesta contra el proyecto de ley de agentes extranjeros impulsada por el Gobierno de Georgia.
Archivo - Imagen de archivo de una protesta contra el proyecto de ley de agentes extranjeros impulsada por el Gobierno de Georgia. - Europa Press/Contacto/Michael Kuenne - Archivo
Publicado: miércoles, 17 abril 2024 10:50

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de periodistas ha denunciado este miércoles la "persecución y ataques" de las fuerzas de seguridad de Georgia mientras cubrían las protestas que se han desatado en el país esta semana contra el proyecto de ley de agentes extranjeros impulsada por el Gobierno, que según la oposición es de "corte ruso".

Aleksandre Keshelashvili, periodista de la diario online Publika, ha dicho haber recibido varios golpes por parte de varios agentes de Policía mientras realizaba un vídeo para el medio de comunicación en el que trabaja. Asimismo, ha denunciado que las fuerzas de seguridad se han incautado de su teléfono móvil.

Giorgi Badridze, periodista de la agencia de noticias Tabula, también ha recibido varios golpes por parte de los agentes. No obstante, el medio ha confirmado que sus periodistas siguieron trabajando a pesar de la tensión. A él se suma Giorgi Basjajauri, del medio April --una publicación de corte LGTBI--, que ha denunciado haber sido "asaltado" e "insultado" por la Policía, que lo llamó "pederasta".

La Policía comenzó el martes a dispersar las protestas frente al Parlamento con spray de pimienta. Al menos catorce personas han sido detenidas a medida que aumenta la tensión mientras los diputados debaten el texto legislativo.

El proyecto obligará a registrarse como "agentes de influencia extranjera" a todas aquellas organizaciones, medios de comunicación y entidades similares que reciban al menos un 20 por ciento de su financiación del exterior, una medida similar a las vigentes en Rusia.

El año pasado, la oposición y parte de la sociedad georgiana se manifestó en contra de esta propuesta legislativa por entenderla como una muestra de simpatía con Rusia. El Gobierno, por su parte, rechazó estas acusaciones y defendió que la propuesta serviría para simplemente tener un listado de organizaciones financiadas desde el extranjero.

Leer más acerca de: