Actualizado 08/07/2015 02:46 CET

Los periodistas de Al Yazira encarcelados en Egipto apelarán la sentencia

SYDNEY, 25 Jul. (Reuters/EP) -

Los tres periodistas de la cadena de televisión qatarí Al Yazira encarcelados en Egipto el mes pasado tras ser condenados hasta a diez años de cárcel por presuntamente colaborar con la organización islamista Hermanos Musulmanes apelarán la sentencia, según ha informado este viernes la familia del periodista australiano Peter Greste.

"Nos gustaría anunciar que pretendemos apelar el veredicto a través de los canales formales ofrecidos por el sistema legal egipcio", ha dicho Mike Greste, hermano menor del periodista.

El propio Greste ha afirmado a través de un comunicado publicado por su familia que "parte de la fortaleza (de los detenidos) viene de la comprensión de que no se trata sólo de una condena injusta". "Se trata de la libertad de prensa, de la libertad de expresión, no sólo en Egipto, sino en todo el mundo", ha dicho.

"Si las autoridades egipcias pueden capear la tormenta, otros podrán hacerlo. Satisfactoriamente, parece que el mundo está con nosotros", ha remachado Greste en su comunicado.

Los tres periodistas condenados son Greste, corresponsal de Al Yazira en Kenia; el egipcio-canadiense Mohamed Fahmy, jefe de la oficina de Al Yazira en inglés; y el productor egipcio Baher Mohamed. Junto a ellos, otros once imputados han sido condenados a diez años de cárcel en ausencia.

Todos ellos estaban acusados de dañar la unidad nacional y la paz social, divulgar noticias falsas y pertenencia a una organización terrorista, en alusión a Hermanos Musulmanes.

Greste y Fahmy fueron detenidos el 29 de diciembre en la sala del hotel Marriott en la que estaban trabajando, mientras que Mohamed fue detenido en su vivienda un día después. Desde entonces, los tres han permanecido recluidos en la prisión de Tora.

La comunidad internacional ha rechazado el fallo contra los tres periodistas, al considerar que se trata de un ejemplo más de la represión ejercida por parte de las autoridades egipcias contra los críticos.

El presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi, afirmó a principios de julio que le hubiera gustado que los periodistas hubieran sido deportados en lugar de sometidos a juicio. "El veredicto ha tenido efectos muy negativos. Me hubiera gustado que hubieran sido deportados tras su arresto en lugar de sometidos a juicio", dijo.

Al Sisi accedió al poder tras imponerse en unas elecciones presidenciales celebradas meses después de que encabezara un golpe de Estado militar en julio de 2013 contra el entonces presidente electo, Mohamed Mursi.

Tras el derrocamiento, las autoridades interinas declararon a Hermanos Musulmanes --grupo al que pertenece Mursi-- como un grupo terrorista y lanzaron una campaña de represión contra el grupo y otras formaciones opositoras laicas.

Para leer más