Actualizado 15/10/2018 15:56 CET

Piñera sopesa viajar a Venezuela para buscar una salida a la crisis política en el país

El presidente de Chile, Sebastián Piñera
REUTERS / FABRIZIO BENSCH

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha revelado que sopesa realizar una visita a Venezuela para ayudar a buscar una salida a la crisis política que sufre la nación caribeña desde hace años, a pesar de que ha sido uno de los líderes regionales más críticos con el Gobierno de Nicolás Maduro, al que considera "una dictadura corrupta".

En una entrevista publicada este lunes por el diario chileno 'La Tercera', Piñera ha considerado que "sería muy positivo" que su antecesora en el cargo, Michelle Bachelet, viajara a Venezuela, tal y como le ha pedido la oposición, en calidad de Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Interrogado sobre si él está dispuesto a ir a Venezuela, ya que lo prometió durante la campaña electoral, ha contestado afirmativamente. "Si una visita mía fuera útil para ayudar al pueblo venezolano a recuperar su libertad y democracia, la haría sin duda", ha dicho.

No obstante, ha subrayado que por ahora es tan solo una posibilidad que "está en estudio". "Lo queremos conversar dentro del marco del Grupo de Lima", ha indicado, en alusión los catorce países latinoamericanos que han unido sus fuerzas para resolver la crisis venezolana.

Piñera ha destacado que Chile ya ha dado "un paso adicional" al ser uno de los estados que ha apoyado la denuncia por crímenes de lesa humanidad contra Maduro en el Tribunal Penal Internacional (TPI). "Vamos a seguir tomando todas las medidas dentro del marco del Derecho Internacional", ha aseverado.

El líder conservador ha descartado en cualquier caso la "opción militar", con la que se ha especulado estos años ante el creciente descontento en la institución armada con el Gobierno de Maduro, porque "es una mala opción para ayudar a Venezuela".

Además, ha aprovechado para ratificar que "en Venezuela no hay democracia" porque "no hay separación de poderes (...), no hay Estado de Derechos, no hay libertad de expresión". "¿Qué más tenemos que agregar para decir que Venezuela es una dictadura?", ha planteado. "Y cuando digo que es una dictadura corrupta, lo digo porque hay muchos casos en los que la Justicia ha determinado la relación que existe entre el narcotráfico y sectores del Gobierno", ha añadido.