El PMA advierte de que la situación en Rukban sigue siendo gravísima a pesar de la llegada de la ayuda

Publicado 09/02/2019 9:34:06CET

BEIRUT, 9 Feb. (DPA/EP) -

El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas ha vuelto a advertir de la grave situación que atraviesan los refugiados en el campamento sirio de Rukban a pesar del despliegue del extraordinario convoy humanitario internacional en los últimos días.

"La situación humanitaria en Rukban es bastante grave. Esto es desierto puro, casi nada crece", ha declarado Marwa Awad, portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Siria.

"Esta es una de las peores situaciones humanitarias que he visto", ha añadido.

El campamento de Rukban se encuentra en el sur de Siria, a 265 kilómetros de la capital, Damasco, y alberga a unos 40.000 sirios desplazados.

La mayoría de los residentes en el campamento son mujeres y niños, según Awad.

"La gente ha reducido la cantidad de comidas que comen. No hay diversidad de alimentos: patatas y arroz, todos los días, dietas muy básicas. Esto puede degenerar en problemas de salud con el tiempo", ha añadido.

La preparación del convoy se ha prolongado durante un mes y los vehículos han tenido que recorrer más de 260 kilómetros hasta llegar el martes a Rukban, donde prevén permanecer siete días. Entre los suministros enviados figuran comida, ropa, mantas, material educativo y de agua y saneamiento.

Además, a bordo también ha viajado un equipo de 25 personas que se centrará en vacunar a 10.000 niños menores de cinco años frente a enfermedades prevenibles como el sarampión, la polio, la tuberculosis y la hepatitis.

El representante del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) en Siria, Fran Equiza, ha subrayado desde Rukban que "toda esta asistencia es extremadamente necesaria, pero no suficiente". "Lo que necesitan quienes están en este campo es un futuro mejor", ha dicho Equiza en un vídeo difundido por la organización internacional.

Contador