Publicado 26/02/2021 22:57CET

El PMA insiste en la necesidad de seguir ofreciendo ayuda humanitaria pese a los ataques recibidos

Oficina del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Saná, capital de Yemen
Oficina del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Saná, capital de Yemen - MOHAMMED MOHAMMED / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El subdirector del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas en República Democrática del Congo (RDC), Rocco Leone, ha insistido este viernes en que la ayuda humanitaria debe seguir ofreciéndose "sin obstáculos", después del reciente asesinato del embajador italiano en ese país africano, Luca Attanasio.

Leone era uno de los cuatro supervivientes de esa emboscada cometida a principios de semana contra un convoy de la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en RDC (MONUSCO), cuya autoría todavía se desconoce.

Si bien en este momento ha señalado que no puede "entrar en detalles, Leone ha remarcado que le corresponde a "los cuatro supervivientes compartir tanta información" como sea posible sobre el asunto.

"La experiencia de lo que sucedió el lunes fue a la vez trágica y traumática y no puedo expresar la profundidad de mi tristeza por las vidas perdidas. Lloramos junto a las familias, amigos y compañeros de todos aquellos que lamentablemente han fallecido", ha encabezado su misiva el subdirector del PMA.

"El PMA ha ofrecido su asistencia completa a través de los canales oficiales y está cooperando plenamente con las tres investigaciones actualmente en curso, las de las autoridades congoleñas e italianas y las de Naciones Unidas", ha trasladado.

"Mis colegas y yo estamos cooperando con todas las misiones de investigación que se están llevando a cabo actualmente", ha enfatizado, para no sin antes subrayar que espera "los autores de este atroz ataque puedan ser llevados ante la justicia".

"Es importante que las operaciones humanitarias continúen sin obstáculos para salvar y cambiar las vidas de las muchas personas necesitadas a las que estamos aquí para servir", ha concluido.

Attanasio fue ejecutado el lunes en un ataque ejecutado en la provincia de Kivu Norte (este) en el que además murieron su escolta --un miembro de Carabineros--, y un trabajador del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Hasta el momento ningún grupo armado ha reclamado la autoría del ataque. En esta zona del país operan diversas milicias, entre ellas las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), Cooperativa para el Desarrollo de Congo (CODECO) y Estado Islámico en África Central (ISCA), que han incrementado sus ataques durante los últimos meses.