La Policía de Indonesia prohíbe las manifestaciones violentas y los discursos separatistas en Papúa

Publicado 02/09/2019 8:53:50CET
Protestas por la independencia de Papúa
Protestas por la independencia de Papúa - REUTERS / ANTARA FOTO AGENCY

YAKARTA, 2 Sep. (Reuters/EP) -

La Policía de Indonesia ha prohibido las manifestaciones violentas y los discursos que promuevan el separatismo en la región oriental de Papúa, en la que se ha registrado protestas con incidentes violentos durante las últimas dos semanas, según ha informado este lunes la agencia de noticias Antara.

La región de Papúa ha vivido las mayores movilizaciones de los últimos años con las últimas protestas para denunciar la discriminación étnica. Algunos manifestantes han llegado a reclamar la celebración de un referéndum de independencia, una petición que ha descartado el Gobierno.

El jefe de la Policía en la región de Papúa, Rudolf Alberth Rodja, ha emitido seis avisos durante el fin de semana, incluida la prohibición de celebración de manifestaciones y una lista de cargos que se presentarán contra quienes se salten la restricción.

"Cualquier persona u organización tienen prohibido defender o difundir el separatismo al expresar opiniones públicas y cualquier violación en este sentido derivará en una acción estricta y en la imposición de la ley", ha informado la agencia de noticias Antara, después de que un portavoz de la Policía en Papúa informara de que han sido arrestadas unas 30 personas por las protestas violentas de la última semana.

La Policía ha asegurado, además, que la difusión de noticias falsas es un delito castigable en virtud de la legislación indonesia. La Policía ha arrestado a 28 personas en la región de Papúa bajo la acusación de haber dañado o incendiado propiedades, por actos de violencia, provocación o saqueo, mientras que en la capital del país, Yakarta,han sido detenidos dos estudiantes por traición.

Cuatro ciudadanos australianos que supuestamente participaron en una manifestación independentista en la ciudad de Sorong, en Papúa Occidental, serán deportados, según han informado en un comunicado las autoridades de inmigración indonesias.

El Gobierno de Indonesia ha desplegado cerca de 6.000 militares y policías en la región de Papúa, según ha contado el jefe de la Policía Nacional, Tito Karnavian, que ha justificado el despliegue como un refuerzo de la presencia militar por la inestabilidad en la zona por los separatistas.

"Si es necesario, desplegaremos más tropas, ha dicho Karnavian, en declaraciones a la prensa, antes de señalar que pasará la mayor parte de la semana en Papúa. La seguridad se mantiene en la jornada de este lunes, mientras la Policía centra sus esfuerzos en controlar la situación, según ha explicado el portavoz de la Policía Nacional, Dedi Prasetyo.

La agencia de noticias Antara ha informado de que cuatro personas murieron la semana pasada en las protestas con incidentes violentos en Jayapura, la capital de la región de Papúa, según datos de la Policía Nacional indonesia.

La semana pasada, murieron un soldado y cinco civiles en la localidad de Deiyai como consecuencia de las manifestaciones separatistas, según ha señalado Ahmad Kamal, portavoz de la Policía de Papúa.

Las protestas de los últimos días están motivadas por la represión con gas lacrimógeno a un grupo de estudiantes papúes en la isla de Java el pasado 17 de agosto. Los jóvenes en cuestión habían reivindicado el derecho de autodeterminación de su región natal durante el Día de la Independencia de Indonesia.

Para leer más