28 de febrero de 2020
 
Publicado 14/02/2020 22:19:29CET

La Policía de Kenia ejecutó extrajudicialmente a más de cien personas en 2019, según denuncian varias ONG

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta
El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta - Bernd von Jutrczenka/dpa - Archivo

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

La coalición de ONG keniana Missing Voices ha denunciado este viernes que la Policía del país africano ejecutó de forma extrajudicial el año pasado a 107 personas y ha resaltado que la mayoría de ellos eran jóvenes que vivían en asentamientos informales.

En su comunicado, la organización ha señalado que el 69 por ciento de los asesinados tenían entre 18 y 35 años, mientras que el once por ciento eran menores de edad, antes de agregar que "Kenia se dirige a una inclinada pendiente en la que parece criminalizarse a la juventud".

Missing Voices ha resaltado que "la mayoría de ellos vivían en zonas de escasos recursos donde parece que la ley no se aplica para ellos", al tiempo que ha incidido en que "la mayoría de las víctimas murieron en lo que la Policía llama operaciones contra el crimen".

"El mes con más incidentes fue marzo, cuando 23 jóvenes fueron asesinados, la mayoría de ellos en grupos de siete y cinco personas", ha dicho la ONG, que ha lamentado que "pese a los esfuerzos positivos para reformar la Policía (...) hubo un repunte de los asesinatos por parte de la Policía en enero de este año, con catorce kenianos asesinados".

Por ello, ha pedido que se aplique el Acta para la Prevención de la Tortura y que se establezca una comisión de investigación para abordar las violaciones cometidas por agentes de las fuerzas de seguridad.

Asimismo, ha solicitado que se entreguen compensaciones a las víctimas de ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzosas y una condena pública de los excesos policiales por parte de las autoridades.

Wanja, que ha pedido ser identificada únicamente por su nombre, ha relatado en declaraciones a la emisora estadounidense Voice America que la Policía mató el año pasado a su único hijo en Mathare, un asentamiento informal en la capital, Nairobi.

La mujer ha indicado que encontró a su hijo y a otro niño en la calle minutos antes de que fueran asesinados a tiros y ha recalcado que cuando se acercó a los cadáveres un agente le apuntó con una pistola.

Por su parte, Javan Ofula, un activista de Derechos Humanos, ha indicado que los investigadores no han podido determinar una causa que justifique muchos de los asesinatos.

"A raíz del proceso de documentación realizado en distintos espacios, algunos de ellos fueron asesinados en circunstancias poco claras. No se estaban resistiendo al arresto", ha destacado.

Anne Makori, presidenta de la Autoridad Independiente de Supervisión Policial, ha desvelado que el organismo investigó en 2019 160 casos de muertos a manos de los agentes y que se han terminado las investigaciones en nueve casos, seis de los cuales han sido remitidos a la Fiscalía.

Contador

Para leer más