La política de mano dura de Orban frente a refugiados aúpa a su partido en los sondeos

Publicado 21/09/2015 12:36:55CET

BUDAPEST, 21 Sep. (Reuters/EP) -

El partido gobernante en Hungría, Fidesz, ha visto incrementar de forma significativa su ventaja sobre los partidos de la oposición este mes con respecto a junio, ante su política de mano dura frente a la llegada de inmigrantes y refugiados, según un sondeo de Ipsos publicado este lunes.

El Gobierno del primer ministro Viktor Orban ha construido una valla para mantener a los inmigrantes y refugiados del otro lado de la frontera con Serbia y está construyendo ahora otra valla similar de 3,5 metros de altura en la frontera con Croacia.

En virtud de las nuevas leyes, muchos de los que solicitan formalmente asilo en Hungría lo ven denegado en el plazo de horas. El primer ministro ha alertado de que los musulmanes podría superar en número a los cristianos en Europa.

Su política de firmeza goza del beneplácito de muchos en Hungría, que consideran que están pagando el precio de un Occidente demasiado tolerante y de la negligente Grecia, que no está cumpliendo las normas de la UE y registrando a los inmigrantes y refugiados que llegan a sus costas desde Turquía.

Según Ipsos, Fidesz goza con un respaldo del 24 por ciento frente al 20 por ciento en junio, mientras el segundo partido, el ultraderechista Jobbik, cae un punto hasta el 14 por ciento. Los socialistas suben al 10 por ciento, frente al 9 por ciento anterior.

Por otra parte, el número de indecisos es del 38 por ciento, frente al 44 por ciento del sondeo anterior. La encuesta fue realizada entre el 7 y el 15 de septiembre y, según Ipsos, Fidesz podría ganar respaldo entre los votantes de entre 30 y 40 años, mientras que los jóvenes menores de 30 años se inclinan más por Jobbik --un 27 por ciento frente al 16 por ciento que respaldan a Fidesz--.

Para leer más