Actualizado 03/10/2007 23:06 CET

Portugal.- Ministro de Justicia aprueba el cese del responsable de la investigación del caso Madeleine

LISBOA, 3 Oct. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

El ministro de Justicia portugués, Alberto Costa, afirmó hoy que aprueba la decisión del director nacional de la Policía Judicial (PJ) que el martes cesó a Gonçalo Amaral, principal responsable de la investigación del caso Madeleine McCann, después de que éste acusase a las autoridades británicas de ayudar a los padres de la pequeña, que son sospechosos de su desaparición.

"Es un acto de la competencia del director nacional de la PJ, Alipio Ribeiro, que yo apruebo", afirmó el ministro, que ayer, tras conocer las acusaciones vertidas por Amaral sobre la policía británica en 'Diario de Noticias', se apresuraba a desmentirlas e indicaba que la cooperación con las autoridades de Reino Unido "es fructífera" y que "es necesario centrarse en el trabajo y no en el comentario".

Gonçalo Amaral fue el responsable por la investigación de la desaparición de Madeleine McCann desde el inicio, el pasado 3 de mayo. Este policía de 47 se convirtió en uno de los objetivos principales de los ataques de la prensa británica, que lo acusaron de incompetente, borracho, vago e incluso lo acusaron de falta de gusto. Además, revolvieron su pasado profesional y sacaron a la luz el caso Joana. Una niña de cuatro años desaparecida hace cuatro años en el Algarve. Aunque nunca se encontró el cuerpo, su madre Leonor Cipriano y su hermano fueron acusados y condenados por su asesinato. Sin embargo, antes de la condena, la progenitora de la pequeña denunció a cuatro policías por malos tratos, entre ellos estaba Amaral.

Toda esta presión pudo con el inspector, que el martes se desahogaba en 'Diario de Noticias' y eso le costó el puesto. "La policía británica ha estado trabajando únicamente sobre aquello que el matrimonio McCann pretende y le conviene", afirmó Amaral, en respuesta a la información divulgada en varios diarios ingleses sobre un correo electrónico anónimo enviado a la página web oficial de príncipe Carlos, en el que acusa a una ex empleada del Ocean Club de haber raptado a una niña de cuatro años, para vengarse de los administradores del complejo turístico por haberla despedido.

"Esa situación (la descrita en el correo electrónico) está completamente puesta de lado, no tiene ningún tipo de credibilidad para la policía portuguesa", aseguraba el inspector, que acusó a sus homólogos ingleses de "investigar rumores e informaciones creados y trabajados por los McCann, olvidándose que el matrimonio es sospechoso de la muerte de su hija Madeleine".

En opinión del ahora ex responsable del Departamento de Investigación Criminal de Portimao, "esa historia del rapto por venganza es un hecho más trabajado por los McCann".

Amaral recordó que el complejo The Ocean Club "está situado en Praia da Luz, Portugal, y no en Londres, lo que significa que todo lo que diga respecto al complejo y a sus respectivos funcionarios (actuales o antiguos) ya fue o está siendo investigado por la PJ".

Además, "no es un correo electrónico, que aún por encima es anónimo y fácil saber de dónde partió, lo que va a distraer nuestra línea de investigación", concluía Amaral.

Lo más leído

  1. 1

    Dieciocho años sin noticias de la Pioneer 10, en rumbo a Aldebarán

  2. 2

    Una marcha negacionista de la Covid-19 en Madrid pide recuperar derechos y libertades: "Fuera dictadura"

  3. 3

    Madrid prohíbe reuniones en casas y adelanta el toque de queda a las 22h con hostelería cerrada una hora antes

  4. 4

    La familia Rivera despide, por última vez, a José Rivera 'Riverita'

  5. 5

    Dimite el JEMAD tras su polémica vacunación, aunque defiende que siguió el protocolo y no recurrió a "privilegios"