Publicado 26/02/2018 21:04CET

Una premio Nobel de la Paz exige a Suu Kyi que frene a las fuerzas armadas o dimita

Aung San Suu Kyi
REUTERS / SOE ZEYA TUN

PHNOM PENH, 26 Feb. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

La principal líder de Birmania, Aung San Suu Kyi, debería intentar frenar las atrocidades militares contra los civiles rohingya o dimitir; según la premio Nobel de la Paz Tawakkol Karman.

Grupos de Derechos Humanos e investigadores de Naciones Unidas han reunido pruebas que demuestran los abusos generalizados, incluyendo violencia sexual, ejecuciones e incendios provocados y describen las medidas severas de los militares como "limpieza étnica". Sin embargo, desde que en 2016 llegase al poder Suu Kyi -- quien ganó el Nobel de la Paz por sus décadas de lucha en pos de la democracia -- ha fallado a la hora de condenar públicamente los abusos contra la población rohingya después de que los insurgentes atacasen a la policía y los puestos fronterizos.

"Estamos muy enfadados con nuestra hermana Nobel Aung San Suu Kyi", ha declarado Karman, quien ha visitado a las mujeres de los campos de refugiados durante este domingo y lunes junto con otros dos laureados.

Karman ha dicho a la Fundación Thomson Reuters que ha hablado con 15 mujeres cuyos maridos y algunos de sus hijos habían perdido la vida; ellas habían sido violadas en varias ocasiones a manos de los soldados. "No puedes imaginar lo que he escuchado hoy", ha comentado.

Karman, que en 2011 recibió el Nobel de la Paz por su trabajo en Yemen, ha dicho que Suu Kyi podría al menos plantar cara a la persecución internacional -- junto con los militares -- ya que ha fracasado en proteger a los civiles. "Debería contar la verdad o dimitir", ha declarado Karman desde Bangladesh. "Si continúa en esta posición será una de las perpetradoras del crimen"

Dos oficiales del Ministerio de Exteriores al mando de Suu Kyi declaraban que no les era posible contestar a ninguna pregunta. En su puesto actual, Kyi no tiene ningún control sobre las fuerzas militares.

Suu Kyi ha evitado criticar los abusos contra los rohingya, ni siquiera cuando al menos 688.000 de ellos han tenido que huir a la vecina Bangladesh desde finales de agosto, de acuerdo a las cifras de Naciones Unidas.

Este lunes, los ministros de exteriores de la Unión Europea han acordado medidas concretas para sancionar a los líderes militares. Suu Kyi fue excluída de la Presidencia pero su partido la colocó como líder de facto tras el resultado de las elecciones de 2015.

Para leer más