La Presidencia condena los atentados ejecutados en Saná y Hadramut, que han causado 67 muertos

Actualizado 03/07/2015 1:27:51 CET

MADRID, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Presidencia y el Gobierno de Yemen han confirmado este jueves los atentados ejecutados durante la jornada en la capital del país, Saná, y en la provincia de Hadramut, que se han saldado con al menos 67 muertos, según ha informado la agencia estatal yemení, SABA.

Al menos 47 personas, varias de ellas niños, han muerto como consecuencia de un atentado perpetrado por un terrorista suicida contra un puesto de control gestionado por huzis en el centro de Saná, según fuentes médicas.

Un testigo ha afirmado que un hombre ha activado su cinturón cargado de explosivos cuando se aproximaba al puesto de control de los huzis. Otros testigos han asegurado a Reuters que muchas personas han resultado heridas por la deflagración, que ha tenido lugar en la plaza Tahrir, en el centro de Saná.

Además, en el este de Yemen, donde el grupo de Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) ha librado repetidos ataques contra instalaciones militares y del gobierno en los últimos meses, cerca de 20 soldados han muerto en otro atentado suicida con coche bomba en un puesto del ejército.

Los ataques llegan pocas horas después del último enfrentamiento político entre los rebeldes huzis y el presidente del país, Abd Rabbu Mansur Hadi, por su rechazo al designado como nuevo primer ministro, Ahmed Awad bin Mubarak.

Países occidentales y árabes del golfo Pérsico están preocupados por la inestabilidad que sufre Yemen, que podría reforzar la amenaza de Al Qaeda, y han apoyado el proceso de transición política puesto en marcha en 2012 para poner fin a décadas de dictadura.

NUEVO GOBIERNO

En virtud de un acuerdo de reparto de poder firmado en septiembre, Yemen debe designar un nuevo gobierno que incluya en su seno a representantes de la comunidad huzi. Cuando el nuevo ejecutivo haya sido constituido, los rebeldes huzis se han comprometido a retirarse de Saná, para permitir que la Policía y las Fuerzas Armadas retomen sus labores.

Los huzis rechazaron el miércoles al candidato a primer ministro designado por el presidente Hadi y el resto de fuerzas políticas, lo que ha llevado al elegido a rechazar el cargo.

El atentado de este jueves se ha registrado cuando decenas de huzis se preparaban para manifestarse en la plaza Tahrir para dejar claro su rechazo a Bin Mubarak, hasta ahora director de Gabinete del mandatario yemení y al que consideran impuesto por Estados Unidos.

Los huzis han advertido de que la manifestación va a llevarse a cabo a pesar del atentado y miles de ellos, algunos armados, han comenzado a llenar la plaza. "Este ataque terrorista no nos impedirá celebrar esta manifestación", ha afirmado uno de los organizadores de la protesta.

Los huzis han denunciado que han frustrado otro ataque terrorista que se iba a perpetrar con dos coches bomba horas antes en la misma plaza, aunque el conductor del segundo vehículo se ha dado a la fuga. La toma de Saná por parte de los huzis ha alarmado a Arabia Saudí, que es el mayor exportador de petróleo del mundo y comparte frontera con Yemen.

Para leer más