Publicado 13/08/2022 00:49

La presidenta del Poder Judicial de Perú defiende la independencia de los jueces tras las acusaciones de Castillo

El presidente de Perú, Pedro Castillo
El presidente de Perú, Pedro Castillo - PRESIDENCIA DE PERÚ

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Poder Judicial de Perú, Elvia Barrios, ha rechazado este viernes la acusación realizada por el presidente peruano, Pedro Castillo, en la que el mandatario señalaba a la Justicia del país de formar parte de una confabulación para derrocarlo del poder.

"En estos días, hemos apreciado que hay un serio conflicto entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, por lo que como Poder Judicial no vamos a ingresar a esa etapa conflictiva. Lo que nosotros tratamos de dar es solución a todos los problemas, a través de nuestras decisiones judiciales", ha dicho Barrios en declaraciones al canal estatal TV Perú.

Consultada sobre las declaraciones del mandatario, Barrios ha enfatizado que el Poder Judicial no pertenece a "ninguna confabulación" ni a ninguna "persecución política". "Solo cumplimos con nuestro deber y obligación de impartir justicia", ha dicho Barrios, defendiendo la independencia de los jueces "al momento de resolver" los casos.

Pedro Castillo sostuvo que el la oposición y el Poder Judicial estaban intentando de "arrebatarle al pueblo peruano su legítimo Gobierno" luego de que una diligencia de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad (Diviac) de la Policía y de la Fiscalía acudiera al Palacio de Gobierno en busca de su cuñada, Yenifer Paredes, acusada de tráfico de influencias.

"Hoy, Palacio de Gobierno y la Casa Presidencial, una vez más, han sidos violentados con un allanamiento ilegal avalado por un juez (...) para arrebatarle al pueblo peruano su legítimo Gobierno", expresó el mandatario de Perú en un comunicado oficial.

Tras los últimos episodios de litigio entre Gobierno y oposición, la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) mostró su preocupación la semana pasada por la situación de conflictividad que afronta Perú e instó al diálogo entre el Ejecutivo y el Congreso para solucionar "la crisis institucional".

Más información