El presidente de China acepta una invitación de Kim Jong Un para realizar una visita a Corea del Norte

Kim Jong Un y Xi Jinping y sus respectivas esposas
REUTERS / KCNA KCNA - Archivo
Publicado 10/01/2019 18:21:45CET

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de China, Xi Jinping, ha aceptado una invitación del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, para realizar una visita diplomática al país, según ha informado este jueves la agencia estatal norcoreana de noticias, KCNA.

Según estas informaciones, Kim ha formulado la invitación durante su reciente visita a China y Xi la ha aceptado "con placer", sin que por el momento haya detalles acerca de la fecha en la que podría tener lugar la misma.

En caso de que tenga lugar, sería la primera visita oficial de Xi a Corea del Norte desde la llegada al poder de Kim al poder en 2011 tras la muerte de su padre, Kim Jong Il.

Kim prometió el jueves que se esforzará para que su segunda cumbre con el presidente estadounidense, Donald Trump, resulte fructífera, según tal y como recogió la agencia de noticias china Xinhua en el marco de su visita al gigante asiático.

"La República Popular Democrática de Corea va a seguir comprometida con la política de desnuclearización, resolver el problema de la península a través del diálogo y hacer esfuerzos para que en la segunda cumbre con Estados Unidos logre resultados que obtengan la aprobación de la comunidad internacional", aseveró.

Kim llegó a la capital china el martes y horas después participó en una cumbre con el presidente de China. Los detalles del encuentro no se han desvelado. Tras las conversaciones, Xi ofreció una recepción a Kim, con motivo de su 36 cumpleaños.

El viaje de Kim a China, el cuarto que realiza desde que llegó al cargo, ha llegado en un momento en el que se especula con la posibilidad de que se organice una nueva cumbre con Trump.

En su discurso de Año Nuevo, Kim alertó de que podría tomar otro rumbo si Estados Unidos decide volver a la estrategia de presión y las sanciones contra Corea del Norte y dejó abierta la puerta al diálogo con las autoridades norteamericanas y a un nuevo encuentro cara a cara con Trump.

Además, pidió nuevas conversaciones multilaterales entre los firmantes de la tregua que puso fin a la guerra de Corea (1950-53), un tema que podría haber abordado en su visita a China.

El domingo, Trump confirmó a los periodistas que Washington y Pyongyang estaban "negociando un lugar" para reeditar la reunión que ambos dirigentes mantuvieron en junio en Singapur. "Probablemente, se anunciará en un futuro no muy lejano", declaró el mandatario norteamericano.

Contador